"Lo de la UE es un chantaje infame", afirma Maduro

Oposición busca "soluciones inmediatas"
EspecialEspecial

Nicolás Maduro contestó a la exigencia del bloque de países europeos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó ayer como un "chantaje" la exigencia de la Unión Europea (UE) de "resultados concretos" en las negociaciones emprendidas por su gobierno y la oposición en Barbados, auspiciadas por Noruega, para buscar salidas a la crisis del país petrolero.

"Por ahí ha pretendido chantajear el diálogo la señora (Federica) Mogherini", jefa de la diplomacia de la UE, dijo Maduro en un acto transmitido por la televisión estatal.

"Califico las declaraciones de la señora Mogherini como infames y aberrantes.

Venezuela no se deja presionar ni chantajear por nadie. El diálogo irá al ritmo que tenga que ir", continuó el mandatario socialista.

El martes, Mogherini advirtió que la UE "ampliaría" sanciones contra Venezuela "en caso de que no se obtengan resultados concretos" en las conversaciones entre delegados de Maduro y el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado del país por medio centenar de países y respaldado por el bloque europeo.

"Venezuela está lista, preparada, para resistir y avanzar sobre cualquier chantaje que se haga desde la Unión Europea o desde Estados Unidos", añadió Maduro.

Agradeciendo el apoyo europeo, Guaidó aseguró ayer que el objetivo del diálogo es buscar "soluciones inmediatas".

"No vamos a estar jugando con el tiempo de los venezolanos (...). Lo que queremos nosotros son soluciones inmediatas", manifestó a la prensa el líder parlamentario, quien se proclamó presidente interino después de que la mayoría opositora del Legislativo declarara "usurpador" a Maduro denunciando que se reeligió en votaciones fraudulentas.

Ambas partes retomaron esta semana, entre lunes y miércoles, una nueva ronda de conversaciones en Barbados. Aún no se anuncian acuerdos.

La UE ha impuesto desde 2017 sanciones a funcionarios de Maduro, así como un embargo de armas contra Venezuela. Además de esas medidas, lanzó en febrero el Grupo de Contacto Internacional, iniciativa que busca elecciones presidenciales "libres y justas" en Venezuela.

Maduro ha descartado repetir las presidenciales del 20 de mayo de 2018, pero insiste en comicios para el Parlamento, único poder que controla la oposición, sin precisar fecha.

"Vamos a dar una pela, una soberana paliza, con votos" para "sacar de la Asamblea Nacional a esa partida de bandidos", ratificó ayer.