Avanza INAH obra en San Vicente Ferrer

El templo de San Vicente Ferrer, emblema de Juchitán, fue de los más dañados

JUCHITÁN, Oaxaca.- Los trabajos que se realizan en la reconstrucción del templo de San Vicente Ferrer alegran a la comunidad católica que nota el avance de la obra a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En las últimas dos semanas se ha observado una intensa actividad de obreros que han comenzado a derribar la torre derecha del recinto religioso, que desde el sismo del 7 de septiembre del 2017 había permanecido cerrada debido a los daños que sufrió el inmueble.

Hace año y medio el templo fue objeto de trabajos preliminares, entre ellos un “escaneo” de tercera dimensión, que sustituyó el tradicional levantamiento topográfico y ahora ha comenzado el derribo de las torres.

Mientras la obra avanza, los servicios religiosos se siguen realizando en el espacio alterno construido para albergar a los fieles católicos, justo frente a la iglesia y a un costado del parque Charis.

“Pues da gusto que estén trabajando en la reconstrucción de nuestra iglesia, porque ya queremos tenerla de nuevo; ahorita venimos a las misas en esta carpa, pero no hay como el lugar dentro de la iglesia”, señaló gustosa doña Lucelia Jiménez.

Hospedaje momentáneo

Las imágenes de San Vicente Ferrer, “grande” y “chico”, continúan en la parroquia del Señor de Esquipulas, ubicada en la Séptima Sección, donde fueron trasladadas, luego de ser rescatadas del dañado inmueble.

En noviembre del 2017, la comunidad católica realizó una procesión de la parroquia de San Vicente Ferrer hacia la iglesia del Señor de Esquipulas donde fueron recibidas las imágenes para ser resguardadas.

Además de las dos imágenes de San Vicente Ferrer, otras once imágenes también fueron trasladadas a la parroquia del Señor de Esquipulas, donde permanecen desde ese entonces, en tanto se restaura la parroquia, ubicada en el centro de la ciudad.