Aplazan huelga trabajadores del INAH

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Una lona anuncia la protesta de trabajadores del INAH en la entrada del Museo de las Culturas de Oaxaca

El anuncio de la llegada de personal de la Secretaría Técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para entablar mesas de trabajo con personal del Centro Oaxaca, eliminó la amenaza de cierre de zonas arqueológicas.

El secretario general de la Sección Oaxaca del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, Omar Bautista, informó que se aplazará la huelga prevista a estallar este lunes 22.

“Vamos a mantener nuestra protesta a través de pancartas afuera de los centros de trabajo”, precisó, a la vez que reconoció que el cierre de al menos 16 centros, entre museos de sitio y zonas arqueológicas, representaría una afectación al turismo y a diferentes sectores.

Se proyecta que, junto con la coordinación nacional de Centros INAH a nivel central y los diferentes titulares de las zonas y museos se instalen hoy las mesas de trabajo, para “dar prioridad que existan las condiciones de atención de visitantes durante la temporada vacacional”.

Entre las problemáticas que los trabajadores plantean en su pliego petitorio son los recursos para proyectos de mantenimiento a zonas y museos que administra el INAH en Oaxaca, las cuales enfrentan deterioros y falta de servicios como sanitarios para visitantes.

A pesar de la amenaza que se desactivó hasta ayer, en espacios como el Museo de las Culturas de Oaxaca que se localiza en el ex Convento de Santo Domingo de Guzmán, las actividades programadas para los siguientes días se organizan con normalidad.

Su director, José Luis Noria, reconoció las implicaciones que tendría cerrar a visitantes un “sitio icónico en la capital” que en temporada alta recibe a dos mil personas al día.

“Es una afluencia notable de visitante que tenemos y que es similar a la de Monte Albán y Mitla”, con la diferencia que por localizarse en el Centro Histórico se convierte en “la cara de Oaxaca ante el mundo”.

Tan sólo en ese museo trabajan 29 personas y cuenta con 27 salas, pero por ser un inmueble del Siglo XVI que fue remodelado en 1994, requiere labores de mantenimiento, como la reconstrucción de cubiertas de las salas 8, 10, 12 y 13 que iniciaron en 2018.