Tensa calma entre Guerrero y Oaxaca

La zona de conflicto agrario entre Jicayán de Tovar, Tlacoachistlahuaca, Guerrero y Santiago Tilapa, Coicoyán de las Flores, Oaxaca, en donde el pasado 9 de julio fue asesinada una persona durante un enfrentamiento, quedó resguardada por elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano. El lugar es considerado foco rojo.

El conflicto prevalece desde 2006 y se había mantenido en tensa calma desde 2010, después de un enfrentamiento que también dejó como saldo un menor muerto y tres desaparecidos.

Tras lo ocurrido el 9 de julio de 2019, el 11 de julio Jicayán de Tovar retuvo a cuatro personas de Tierra Colorada, Coicoyán de las Flores Juxtlahuaca, Oaxaca. En respuesta, El Jicaral, Oaxaca, retuvo a 15 personas de San pedro Cuitlapan, Guerrero. Las personas retenidas eran ajenas al conflicto y fueron liberadas el pasado martes tras un acuerdo en el que se estableció que ninguna de las partes interpondría denuncia penal o civil en contra de las autoridades que las retuvieron. Sin embargo se determinó mantener la presencia de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano para evitar cualquier nuevo enfrentamiento.

El conflicto entre Jicayán de Tovar, Tlacoachistlahuaca, Guerrero y Santiago Tilapa, Coicoyán de las Flores, Oaxaca, data de más de 20 años por una superficie comunal de 267 hectáreas que reclama Tilapa a Jicayán de Tovar en el expediente 212/2012 radicado en el Tribunal Unitario Agrario Número 41 de Acapulco, Guerrero, sin embargo existe el expediente 918/2015 radicado en el mismo Tribunal, en el que Jicayán de Tovar reclama 49 hectáreas.

De acuerdo con lo difundido por medios de comunicación de Guerrero, los pobladores de Jicayán de Tovar, acusan a pobladores de El Jicaral de invadir predios guerrerenses para sembrar amapola.

Según lo señalado por la población guerrerense, El Jicaral ha amedrentado a los habitantes con constantes tiroteos, talado árboles para vender la madera. Esta situación de constante tensión, indicaron, ha provocado el cierre de escuelas de preescolar, primaria y secundaria, así como la salida de los doctores y enfermeras, por lo que la población, en caso de emergencia tienen que trasladarse hasta Ometepec.