Ante el posible ecocidio de Grupo México, la SEMARNAT inicia investigación

Tras el derrame ocurrido el 10 de julio donde Grupo México, la minera más grande del país, vertió accidentalmente 3.000 litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) aseguró que ya investiga ampliamente este incidente y 22 más de Grupo México.

El titular de la SEMARNAT, Víctor M. Toledo, en conferencia de prensa se refirió en particular al derrame en el Mar de Cortés y a la contaminación que pudo haber generado, además de detallar el acuerdo para emitir la Declaración de Zona de Restauración Ecológica en la región de Tula, Hidalgo.

Sobre el derrame, Toledo Manzur indicó que la SEMARNAT ejercerá sus atribuciones para aplicar la ley en los casos de que una empresa incurra en irregularidades que impacten el medio ambiente y afecten la salud de la población, particularmente se refirió a Grupo México.

 

Comentó que este consorcio tiene un registro de 22 accidentes a lo largo de varios años y eso "es una situación inadmisible".

El funcionario federal aseguró que en la Cuarta Transformación el tema ambiental ya no puede quedar como un tema decorativo, "debemos enfrentar de manera contundente las problemáticas", señaló.

 

Posible ecocidio y preocupación por las afectaciones en humanos y animales

 

Cientos de habitantes de la zona costera de Sonora compartieron imágenes en sus redes sociales de animales marinos muertos en inmediaciones donde ocurrió el derrame de ácido sulfúrico por lo que la SEMARNAT y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) señalaron que llevará a cabo una investigación a fondo.

 

 

En ejercicio de sus funciones de inspección, las autoridades de la Procuraduría ordenaron la práctica de una visita para conocer la posible existencia de daños al ambiente por este evento.

Se levantó el acta correspondiente y actualmente está corriendo el plazo de cinco días para que la empresa pueda en su caso formular manifestaciones adicionales respecto a lo asentado en el Acta de acuerdo a lo previsto en la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPPA).

La Procuraduría señaló que continuará con el procedimiento administrativo en todas sus fases, a fin de emitir la resolución que corresponda.

 

 

Del 10 de julio, día en que ocurrió se el derrame, hasta el 15 de julio, Grupo México perdió 17.438 millones de pesos, lo que representa 4.54% menos del valor que tenía antes del incidente en la Bolsa Mexicana de Valores.

La semana pasada el valor comercial total de la compañía era de 383.878 millones de pesos, y ahora se encuentra en 355.440 millones.