Ayuntamiento capitalino líquida deuda contraída en Diciembre

Ayuntamiento de TuxtlaAyuntamiento de Tuxtla

El Crédito se realizó en el mes de diciembre y estaba previsto liquidarse en un plazo máximo de 12 meses.

El ayuntamiento capitalino liquidó en su totalidad la deuda que contrajo con una institución bancaria en diciembre del año pasado y que utilizó para el pago de aguinaldos.

Carlos Agustín  tesorero municipal mencionó que fue un crédito de corto plazo que se vieron obligados a ejercer por la falta de liquidez del ejercicio 2018 con la que se encontró la administración tras el cambio de poderes municipales.

“El costo de los aguinaldo del municipio, Smapa y el DIF ascendía a los 148.9 millones de pesos, en teoría la administración anterior debió habernos dejado la provisión correspondiente a las tres cuartas partes del ejercicio, es decir 111.7 millones de pesos y a nosotros nos debió haber correspondido hacer la provisión de los meses faltantes” señaló.

La falta de ese recurso, señaló, obligó a las autoridades municipales solicitar dicho préstamo a corto plazo, sin garantías lo que se ejecutó en apego  a lo que establece la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios.

El Crédito se realizó, dijo, en el mes de diciembre y estaba previsto liquidarse en un plazo máximo de 12 meses, sin embargo el control del gasto del ayuntamiento y la disciplina financiera hizo que se pagara en la mitad de tiempo.

Pagar antes, dijo, ha permitido obtener ahorros importantes, pues con el plazo,  hasta el mes de diciembre, que originalmente se tenía,  el ayuntamiento pagaría 462.1 millones de pesos, pero el pago en seis meses significó un desembolso de 350.8 millones de pesos.

“Es decir 10 millones menos que cuando recibimos la administración, lo que significa un ahorro de 2.8  millones de pesos.  Lo que hicimos fue tratar de no hacer dispendios en el gasto y fortalecer los ingresos propios”

Añadió que para ahorrar recursos dentro de las arcas del ayuntamiento han realizado buenas  prácticas públicas y privilegiado la capacidad de gestión del ayuntamiento y dejar de solicitar servicios a empresas privadas  cuando dicha administración municipal tiene el personal para realizarlo.

Recordó que el crédito a corto plazo, que se solicitó el año pasado, se debió a que la actual administración no recibió la provisión de los aguinaldos del ejercicio 2018. Por no tener esas reservas de recursos, se contrató el crédito a corto plazo sin garantías, el cual se ejecutó  en estricto apego a lo que establece la ley de disciplina financiera de las entidades federativas y municipios.

“En el año 2018 el costo de los aguinaldos tanto de Municipio, SMAPA y DIF, ascendió a 148.9 millones de pesos, en teoría la administración anterior debió dejar el correspondiente a tres cuartas partes del ejercicio, es decir 111.7 millones de pesos y a nosotros nos debió corresponder hacer la provisión de los meses faltantes.”

El crédito dijo, fue tomado en el mes de  diciembre de 2018, se tenía pactado para liquidar en plazos de 12 meses con pagos iguales y consecutivos, capital más intereses; el crédito fue de 105´228,172 de pesos, “pero para el día 12 de diciembre, el crédito significa, cero pesos, el saldo”. Añadió.

Gorrosino Hernández, fue claro al explicar que a la fecha se han provisionado los aguinaldos de este ejercicio gracias a los ahorros y provisiones de los primeros seis meses; lo que significa además la designación de recursos para realizar obras significativas para la ciudad.

“Así como se redujo la deuda bancaria y algunos otros detalles que hemos pagado, hoy la deuda pública pasó de $925 millones de pesos a $524.7 millones; es decir una reducción del 43.3 por ciento, menos de cuando la recibimos.”

#adeudos#tuxtla#aguinaldos