Retorna caja de vientos al órgano de La Soledad

Este órgano oaxaqueño fue restaurado entre los años 1998 al 2000.

OAXACA DE JUÁREZ.- Para celebrar el retorno a Oaxaca de la caja de vientos del siglo 18, que se le conoce comúnmente como ‘secreto’, y que pertenece al órgano tubular de la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Soledad de esta ciudad, este miércoles 17 de julio a las 19:00 horas, se realizará un magno concierto con este legendario instrumento.

Un repertorio de música festiva será interpretado por los organistas participantes: Jesús González, Isaí Guzmán, Cecilia Winter y Joel Vásquez; además del prestigiado guitarrista invitado, Alberto Revilla. Concierto organizado por el Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca (IOHIO).

En entrevista, Cecilia Winter, directora del IOHIO, explicó que la caja de vientos del siglo 18 del órgano histórico de la Basílica de La Soledad permaneció por 20 años en Puebla, luego que este órgano oaxaqueño fuera restaurado entre los años 1998 al 2000.

“La caja de vientos antigua, conocida en países ibéricos como el ‘secreto’ porque se ubica en el interior del órgano, estuvo apolillada y dañada; por ello, durante la restauración del órgano resultó más factible y barato construir una nueva caja y luego incorporar algunas de las piezas antiguas”.

Winter añadió que el ‘secreto’ original permaneció en Puebla desde el año 2000, tras concluirse el proyecto de la restauración y ser reinaugurado el órgano tubular de la Basílica de La Soledad.

El "secreto" del órgano

La organista detalló que el ‘secreto’ es como el cerebro del órgano, donde se concentra la mecánica del instrumento; “en dicha pieza se organiza la distribución del aire que entra al órgano de los fuelles y lo dirige a los tubos para que suenen”. La caja de vientos mide 230 centímetros de largo y un metro de ancho.

Después de iniciar la gestión con apoyo del INAH en Oaxaca y el INAH en Puebla, esta pieza histórica y de importancia para el estudio de la organería oaxaqueña, llegó a las instalaciones del INAH en Oaxaca, a mediados de diciembre 2018.

Seis meses después, el 14 de junio de 2019, el secreto se trasladó a la Basílica de La Soledad, gracias al apoyo del actual director del INAH en Oaxaca, Ilan Vit-Suzan, y de su anterior director Joel Omar Vásquez Heredia.

Actualmente, la caja de vientos y un fuelle del órgano histórico que se localizó recientemente (un cuarto fuelle que tuvo originalmente el órgano), permanecen al interior del Museo de la Virgen de La Soledad.

“Es muy importante la recuperación del ‘secreto original’, para que quedara con el resto del órgano en la Basílica y ponerla a disposición de los especialistas para su estudio. Este evento es muy significativo para el IOHIO, porque resalta dos diferentes aspectos de nuestro trabajo, la música y la conservación de los órganos. Además, demuestra la estrecha colaboración del IOHIO con el INAH y la Iglesia”, concluyó Cecilia Winter.

Acerca del Órgano Histórico de La Soledad

La construcción de la Basílica Menor de Nuestra Señora de La Soledad inició en 1582, aunque el edificio actual se termina en 1682, un siglo después. La dedicación del templo tuvo lugar en 1690 y puede suponerse que la construcción del órgano fue comisionada en ese tiempo como complemento del nuevo inmueble.

La caja de este magnífico órgano, ricamente tallada y decorada con policromía, tiene la fecha de 1686 inscrita en un medallón del lado izquierdo y es la fecha más temprana en un órgano oaxaqueño.

Originalmente, el órgano se encontraba en un balcón del lado izquierdo del altar mayor con sus cuatro fuelles, que estaban ubicados en un cuarto trasero. Fue subido al coro alto en donde se localiza actualmente, en el año de 1908.

El órgano fue restaurado en la década de los 90 del siglo pasado, gracias al apoyo de Fomento Cultural Banamex con el fin de devolverlo en lo posible a su estado original.