Vuelta a Oaxaca 2019

Julio Sánchez LeónJulio Sánchez León

En el paso de la ruta por la Avenida Independencia.

La adrenalina de la velocidad, del mosaico colorido de los reyes del asfalto rondando. El suspenso de la estrategia de equipo para reservarse la definición en los últimos kilómetros, volvió a vivirse en la Verde Antequera con la sexta y última etapa de la Vuelta Oaxaca 2019 de ciclismo, que fue con el tradicional circuito Lunes del Cerro.

Y al final, Jonathan Sandoval, del equipo Arenas Tlaxcala, quien el pasado sábado conquistó la “Etapa Reina” con meta en LaCumbre, terminó su obra y se erigió campeón de la justa que diera inicio el pasado miércoles en Puerto Escondido.

Tras las seis etapas realizadas, que incluyeron también Bahías de Huatulco y el Istmo de Tehuantepec, Jonathan se coronó con un tiempo total de 14 horas 46 minutos 54 segundos, consiguiendo una diferencia de sólo 1 minuto y 10 segundos con Efrén Santos, del Canels Specialized de San Luis Potosí.

Mientras que el triunfador de la etapa del circuito Lunes del Cerro fue el seleccionado nacional Ignacio de Jesús Prado, de Canels, que se agenció el sprint final con registro de 2 horas 57 minutos 4 segundos en una electrizante competencia.

Fueron un total de 12 vueltas al circuito de diez kilómetros, que comprendió el Cerro del Fortín, Calzada Madero, Avenida Independencia, Boulevard Eduardo Vasconcelos y Calzada Niños Héroes de Chapultepec. La salida y meta fue frente al Auditorio Guelaguetza.

Los ataques durante la ruta fueron de alarido. Las fugas de grupos de entre cinco y nueve pedalistas se vivieron con algarabía por parte del público que observaba el evento del “pedal y la fibra” en la calles de la ciudad.

Como Mejor Oaxaqueño finalizó Uriel Sarabia, séptimo de la clasificación general. El segundo puesto fue para el seleccionado nacional de los Juegos Panamericanos Lima 2019, Iván Carbajal, que finalizó en el lugar 26 de este listado.

La premiación constó de 300 mil pesos en efectivo. La Vuelta Oaxaca 2019, que volvió a realizarse luego de tres años, fue posible gracias a la iniciativa de la Federación Mexicana de Ciclismo (FMC), con el apoyo de los municipios de los que fue sede y de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).