Ángeles Cruz trae su "Arcángel" a Oaxaca

Patrocinia Aparicio es una mujer de 89 años que no tiene familia. Sola dedicó toda su vida a cuidar de sus animalitos y al campo. Hace unos ocho años cayó en una depresión que deterioró su estado de salud y le llegó a impedir valerse por sí misma; ninguno de sus vecinos hizo nada por ella, tampoco ninguna autoridad de su pueblo. A casi una década de esta situación, hoy se encuentra totalmente sana, con un estado de ánimo inmejorable y contenta de su trabajo actoral en el cortometraje Arcángel, de la cineasta oaxaqueña Ángeles Cruz.

Ser originaria de Villa Guadalupe Victoria, San Miguel el Grande, Tlaxiaco -una comunidad a tres horas de la ciudad de Oaxaca y con 800 habitantes-, le valió a Patrocinia que la también actriz y directora se hiciera cargo de ella, de su alimentación y cuidado. La mujer mixteca era amiga del padre de la cineasta, por eso la conoció y la recordaba como una mujer profundamente triste, tanto, que le llegó a representar la tiricia misma.

Hoy en día, Patrocinia Aparicio se encuentra en un lugar en el que recibe todas las atenciones; Ángeles Cruz se sigue encargando de ella. El vínculo que tienen no solo es por ser paisanas; para la actriz representa una relación más fuerte, tanto, que decidió considerarla como a una abuela.

En entrevista, la protagonista del largometraje Tamara y la Catarina (2016), habló del proceso de su cortometraje Arcángel y de cómo Patrocinia se dispuso a actuar en él. Filmado en la ciudad de Oaxaca de Juárez, en sitios como el palacio municipal, la central camionera y el Zócalo, Arcángel ya le valió a la guionista y directora varios premios internacionales y el Ariel 2019 a Mejor Cortometraje de Ficción.

Dipuesta a la ficción

Ya recuperada médicamente y de buen ánimo, un día Ángeles Cruz le contó a Patrocinia que había escrito una historia -no su historia, pero sí una basada en algunas situaciones de su vida-. Ella entiende perfectamente qué es la ficción, porque ya había participado con su paisana en otros cortometrajes, como La tiricia o cómo curar la tristeza (2012) y La carta (2014), así que estaba familiarizada con la actuación.

“Patrocinia es una actriz muy propositiva y a pesar de lo cansado que puede resultar una filmación, decidió participar en Arcángel. Le gusta la gente y convivir con nosotros, tiene mucha confianza conmigo y es muy cómplice, lo cual agradezco mucho. Es bonito cómo entra en la ficción y cómo se permite jugar. Ya quisiera yo llegar a los 90 años jugando”.

Consciente de que la vida la trató muy duro, que no tuvo familia y era una mujer sola, Ángeles Cruz se hace cargo de ella: "Desde que comenzamos a trabajar juntas nos encontramos en una cuestión afectiva muy bonita. Es como mi abuela; no tuve abuela, pero a Patrocinia la adopté. Hemos pasado momentos difíciles, estaba deprimida, le daba pena que la limpiáramos, que la atendiéramos, no estaba acostumbrada a la atención, finalmente a ser dependiente y ahora está muy bien".

En la recuperación de Patrocinia Aparicio no solo tuvo que ver ella, sino sus amigas, amigos y familiares; de una manera, todos se involucraron y la historia de esta mujer que cumplirá 90 años, es un caso afortunado, pero contrasta con la situación en la que están miles de personas mayores, en completo abandono.

"A punto de cumplir 90 años, Patrocinia está de un excelente humor, eso es increíble, porque ha valido todo. El cortometraje pretende revistar el tema de la vejez. Creo que nuestro trabajo como cineastas para eso sirve, para reflexionar y entender que tienes que poner el tema sobre la mesa, que no se vale que esas cosas sucedan. No se vale que las personas que no tienen a nadie, no encuentren empatía, resonancia y amor al final de sus días".

Ángeles Cruz vendrá a la ciudad a presentar Arcángel (México, 2018), como parte de los estrenos de OaxacaCine en su temporada de verano. El pŕoximo lunes 22 de julio, a las 19:00 horas, la cita es en el Teatro Juárez. El cortometraje es protagonizado por el actor Noé Hernández y representa una profunda reflexión sobre la vejez y las dificultades que se encuentran durante el día a día.