Rechaza magisterio proyecto eólico

Fue leído el posicionamiento de comunidades y organizaciones contra los megaproyectos en el Istmo

UNIÓN HIDALGO, Oaxaca.- El integrante de la Comisión de Enlace de la Sección 22 de la CNTE, Natanael Lorenzo Pablo, informó que derivado de su asamblea estatal del 14 de junio “se solidariza y brinda su respaldo total a la Asamblea de Comuneros de Unión Hidalgo en la defensa del territorio comunal y en la exigencia de la cancelación del proyecto eólico Gunaa Sicarú”.

La Comisión de Enlace forma parte de la Red “El Istmo es nuestro” que agrupa a diferentes organizaciones en resistencia de la región y que realizaron una sesión de trabajo en esta población.

El integrante de la Sección 22 leyó un manifiesto de las organizaciones. “Rechazamos la pseudo consulta sobre el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec realizadas el 30 y 31 de marzo, y consultas que en los últimos días están realizando”.

Para los activistas en las consultas realizadas por el Gobierno Federal se invitaron solamente a unas autoridades de las comunidades indígenas de la región del Istmo, sin un previo proceso de información en sus respectivas comunidades, “por lo cual las autoridades no podían hablar a nombre de sus pueblos que ni siquiera están informados”.

Denunciaron que a la mayoría de las autoridades invitadas les dijeron que llevaran sus proyectos de obras y otras necesidades; “y les avisaron que si no aprobaban el proyecto del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec no se les iban a conceder los proyectos de obra que necesitan para sus comunidades”.

Al final de las asambleas realizadas en los Centros Coordinadores de Pueblos Indígenas la aprobación del proyecto fue tomado a mano alzada y cuando quedaban menos de la mitad de participantes, que se salieron antes de la plenaria manifestando de esta manera su inconformidad, denunciaron.

En el documento rechazaron el Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec o Corredor Interoceánico “por ser destructor de nuestro territorio y nuestras culturas y sólo beneficiar a las empresas transnacionales y nacionales, así como todo los proyectos de muerte que pretenden imponer en nuestros territorios a través de consultas amañadas”.

En particular rechazaron la consulta que se está desarrollando en esta población por parte de la Secretaría de Energía, que aseguraron es una simulación para imponer la planta Gunaa Sicarú.

Firmaron este posicionamiento organizaciones como el Comité de Defensa de los Pueblos Indígenas (CODEDI), Las Asambleas Comunitarias de San Dionisio y San Mateo del Mar, la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), la Asamblea por la defensa de la Tierra y el Territorio, entre otros.