Por ausencia de lluvias, presas en Oaxaca lucen secas

Situación preocupante ante llegada de la canícula
EspecialEspecial

Las presas en la entidad lucen secas y muy por debajo de su capacidad de almacenamiento

El vacío de la presa Benito Juárez en Santa María Jalapa del Márquez refleja la disparidad y poca frecuencia de las precipitaciones de la temporada de lluvias que inició el 15 de mayo pasado.

En 45 días su nivel sólo ha aumentado 3.5 por ciento. A finales de mayo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) registró que la presa contenía 49.2 por ciento de su capacidad de almacenaje de agua, pero desde hace unos días aumentó a 52.7.

Aún así, las válvulas de extracción que permiten el suministro de agua al distrito de riego número nueve al que pertenecen los municipios de la región del Istmo de Tehuantepec, siguen cerradas.

"Lo único que reciben es el gasto ecológico, lo que entra al río Tequisistlán", explica el responsable del área meteorológica del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Conagua, Julio César Salazar Farfán, quien advierte que podría ser hasta septiembre cuando se vuelva a llenar la presa más importante para la actividad agrícola en Oaxaca.

Como las lluvias no han sido generalizadas ni significativas en esa cuenca, su recuperación ha sido mínima y en los próximos días el panorama no cambiaría por la entrada del fenómeno de la canícula que provocará una disminución de hasta el 30 por ciento en las lluvias.

Mayor estrago en el Istmo y Mixteca

Han sido el Istmo de Tehuantepec y la parte norte de la Mixteca las que más han resentido la ausencia de lluvias, pero de las presas más importantes que existen en la entidad, la de Yosocuta -también en la Mixteca, caracterizada por su sequía- es donde el nivel rebasa el 90 por ciento.

Las otras dos presas de mayor tamaño, pero dedicadas a la producción de energía eléctrica (la Miguel Alemán y Cerro de Oro) en la Cuenca del Papaloapam reportan niveles de 34 y 42.7 por ciento, respectivamente.

Ese rango “está dentro de la cuota normal del mes de julio y no nos preocupan porque la Comisión Federal de Electricidad cierra sus compuertas de acuerdo a la temporada del año y su producción de energía”, abundó.

Ha sido el Istmo de Tehuantepec la región que ha registrado las lluvias más relevantes, pero muy puntuales. El el 23 de junio pasado el municipio de Santo Domingo Tehuantepec registró el récord de lluvia en el año, pero sólo por 24 horas al acumular 236 mililitros.

También de esa región, pero del municipio de Juchitán de Zaragoza, el pasado 9 de julio se registró la lluvia más intensa con 134 milímetros de agua en un día, lo que no alcanza para mitigar la sequía moderada o extrema que enfrentan 177 municipios en Oaxaca.