Aguas negras matan lagunas

EDILES, IRRESPONSABLES: SEMAEDESO

Las lagunas atraviesan una crisis, a causa de la falta de atención de los ediles a sus sistemas de drenaje

JUCHITÁN, Oaxaca.- El titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), Samuel Gurrión Matías, aseguró que la alta contaminación que padece la zona lagunar del Golfo de Tehuantepec, es responsabilidad de los presidentes municipales que no rehabilitan sus plantas de aguas residuales.

En conferencia de prensa dio a conocer que luego de realizar un recorrido por Playa Vicente, pudo constatar que no se trata de sargazo, sino de una de las tres variedades de algas marinas que tienen tiempo coexistiendo ahí y que ahora se han desarrollado debido a las condiciones de contaminación.

Indicó que durante un sobrevuelo en helicóptero por una amplia zona de la laguna, se constató que las descargas de aguas residuales crudas forman una gran mancha oscura por toda la costa, lo que se traduce en un alto grado de contaminación.

Añadió que el río Las Nutrias está aportando grandes cantidades de aguas negras de los nueve municipios que se ubican en toda la cuenca, desde Guevea de Humboldt hasta Santa María Xadani; además de numerosos tiraderos de residuos sólidos.

En el caso de Juchitán, toda el agua de la población brota del drenaje colapsado en la zona de la Séptima Sección y tiene dos descargas en la laguna; una a través del río y otra más por un dren ubicado en el lado oriente de la ciudad, conocido como Guigu dxita.

El funcionario estatal señaló que tras hacer un análisis constataron que solo existe 0.25 miligramos de oxígeno por litro de agua, cuando debería de haber de 6 a 8 miligramos, lo que está provocando la desaparición de la vida marina, “es netamente agua de drenaje”.

Lamentó que los Ayuntamientos no se preocupen por rehabilitar sus plantas de tratamiento pues es su responsabilidad, ya que lo pueden hacer con recursos del Ramo 33, y no le corresponde al gobierno del estado hacerlas funcionar.

“A los Ayuntamientos se les hace más fácil gastar en otra cosa y no pagar la luz, ni a empleados y dejar que las plantas (de Tratamiento de Aguas Residuales) se caigan”.

Finalmente, Gurrión Matías adelantó que en el problema de la Bocabarra habrá de hacerle una petición al gobierno federal para que aporte recursos y se pueda reabrir.