Ni boleta ni certificado para 900 mil alumnos

Nivel básico, el afectado
EspecialEspecial

La entrega-recepción de documentos fue simbólica, pues no hubo papeles oficiales

Los remanentes de la reforma educativa que impulsó el ex presidente Enrique Peña Nieto y el desacato a las medidas oficiales del magisterio oaxaqueño se han combinado para impedir que 900 mil estudiantes de nivel básico que concluyeron el ciclo escolar 2018-2019 reciban su boleta o certificado de estudios.

El viernes 5 de julio cuando Nubia acudió a su clausura en la Escuela Secundaria General Moisés Sáenz lo único que recibió fue una carpeta con su carta de buena conducta y una constancia que señala que alcanzó 8.6 de promedio general.

"No sabemos cuándo estará su certificado ni la razón del retraso de la boleta", expresa su madre, la señora Fabiola, quien en unos días debe acudir al plantel 01 del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao) a realizar el proceso de inscripción de su hija mayor.

La secundaria en donde estudió Nubia junto con 350 egresados de tercer grado, es de las pocas que han emitido constancias con promedio sin que lo soliciten las y los tutores.

En la mayoría de las 10 mil escuelas de educación básica lo único que entregaron fueron cartas de buena conducta para los egresados, pero ningún documento para quienes durante el ciclo 2019-2020 cursarán sus estudios en la misma escuela, ya sea pública o privada.

A tramitar constancia

"Voy a tener que volver a pedir una constancia general, con ésta será la tercera", relata Esteban, cuyo hijo Sebastián tramitó su ingreso al Cobao para continuar sus estudios que recién concluyó en la Escuela Secundaria Técnica número 64.

"En el fondo es un problema que viene desde los asuntos de la Reforma de Enrique Peña Nieto”, explica el director de la escuela secundaria Moisés Sáenz, quien no podrá irse de vacaciones hasta que no concluya el trámite de la papelería escolar de mil 150 alumnos.

Ayer, durante las inscripciones del alumnado de nuevo ingreso corroboraron que el problema es generalizado y su documentación carecía de la boleta y certificado de sexto grado.

Aceptar la constancia de estudios es la solución momentánea, mientras se espera que el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca les envíe los formatos para requisitar calificaciones y recibir después las boletas y certificados.

No llegan los formatos

Recordó que como parte de la reforma educativa del sexenio pasado los formatos cambiaron y no incluía la forma de evaluar a las tecnologías en escuelas secundarias, ya que en vez de talleres había clubes.

“Eso se convirtió en bandera de lucha del movimiento que logró que el Gobierno aceptara mantener la boleta tradicional, pero no nos han dejado llegar los formatos”, explicó un directivo que ha sorteado quejas de turores que exigen papeles.