Mata violencia a 122 niños al mes

Según el estudio "Panorama estadístico de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en México", el grupo más vulnerable es el ubicado entre los 12 y 17 años

CIUDAD DE MÉXICO.- Mil 468 menores de edad murieron durante 2017 en episodios de violencia en México -122 cada mes-, lo que representa un repunte de 33 por ciento respecto a 2016, de acuerdo con un informe del Unicef.

Según el estudio "Panorama estadístico de la violencia contra niñas, niños y adolescentes en México", el grupo más vulnerable es el ubicado entre los 12 y 17 años, pues representa 78 por ciento del total de las defunciones.

Desde 2007, el número de casos de homicidios se ha incrementado de manera sostenida hasta llegar a su punto más alto en 2012, cuando alcanzó la cifra de mil 614 homicidios.

En 2016, del total de homicidios, 56 por ciento fue ocasionado por uso de armas de fuego.

Geográficamente, las defunciones por homicidio de niñas, niños y adolescentes se agrupan en cuatro zonas: la primera conformada por municipios que colindan entre las entidades de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

El segundo conglomerado se localiza alrededor de Ciudad Juárez y sus municipios contiguos.

La tercera se presenta en Tamaulipas y algunos municipios de la frontera con Nuevo León, y una cuarta en la región que comprenden los municipios del centro y sur de Guerrero.

El informe también destaca que 63 por ciento de los niños entre uno y 14 años ha experimentado al menos una forma de disciplina violenta.

Las niñas sufren más agresiones psicológicas y sexuales, mientras que los niños suelen ser disciplinados con castigos físicos u otras formas de disciplina severa.

La violencia contra los menores ocurre principalmente en el hogar, la escuela, en su comunidad y en las instituciones, así como en los medios de comunicación y digitales.

Sin registro estadístico

Sobre la violencia en las escuelas, el informe señala que las principales formas de agresión escolar son los golpes, patadas y puñetazos, que representan 56 por ciento de los casos reportados, mientras que el resto es por agresiones verbales.

Durante la presentación del informe, Christian Skoog, representante del Unicef en México, destacó que en el país no hay un registro estadístico efectivo que ofrezca una imagen clara e integral de la violencia contra la infancia y la adolescencia.

Reportó que, en el país, a finales de 2017 se tenían registrados 5 mil 790 menores desaparecidos.

"Algunas de estas desapariciones llevan más de ocho años", indicó Skoog en la presentación.