La nueva película de El Rey León es preciosa, pero completamente innecesaria

CADONUCADONU

Apenas dos meses después de estrenar un remake colorido, aunque extraño, de Aladdin, Disney apuesta completamente por lo seguro con El Rey León. Temeroso de cambiar incluso un solo pelo en la cabeza fotorrealista de Simba, el director Jon Favreau le cuenta a la audiencia exactamente la misma historia que vieron en 1994, haciendo los menores cambios posibles para evitar críticas negativas. A pesar del sentimiento de estar ante un refrito, el asombroso hiperrealismo de los animales y los escenarios, junto a un dúo de personajes cómicos que se lucen, ayudan a El Rey León a conservar cierta frescura que vale la pena experimentar.

 

El Rey León cuenta la historia de Simba (interpretada por Donald Glover como adulto, y por J.D. McCray como niño), quien desde que es un cachorro es preparado para ser rey por su padre Mufasa (James Earl Jones). Cuando Mufasa muere a manos de su malvado hermano Scar (Chiwetel Ejiofor), se culpa a Simba y el príncipe huye. Para restablecer la paz en las tierras del orgullo, Simba debe dejar atrás el pasado y encontrar la fuerza interior que necesita para tomar su lugar como rey.

#cine#reyleon