Querían "comerse vivo" a chofer

Fue necesario que las autoridades intervinieran para calmar la turba

TUXTEPEC, Oaxaca.- Un conductor alocado de un camión de conocida marca de refrescos, se salvó por buena suerte de que una turba de vecinos muy molestos la emprendiera a golpes en su contra, y todo porque al no conducir con responsabilidad, se llevó los cables de la energía eléctrica dejando sin servicio a decenas de casas.

Los hechos ocurrieron ayer, cuando al estar surtiendo las tiendas en la comunidad de Motzorongo, perteneciente ya al municipio de Tezonapa, el chofer del camión marcado con el número económico ORI-6810 de la empresa Coca Cola “se atoró” con los cables de energía eléctrica.

Y en vez de escuchar los chiflidos y gritos de la gente, quienes le decían que se detuviera, aceleró, rompiendo los cables y dejando sin luz a muchas viviendas.

El inexperto trató de darse a la fuga, pero los mismos vecinos lo impidieron al atravesarle en su camino, otro vehículo.

Fue en el callejón Niño Doctor en donde se originó todo este sainete, en el que los pobladores estaban tan enojados con el conductor del camión marca International color rojo, que tras detenerlo, intentaron darle golpes y patadas, lo que provocó que este se negara a negociar con los agraviados.

Por lo que fue necesaria la presencia policiaca y de Tránsito del Estado, para que sirvieran como mediadores en este conflicto, en donde aseguraron los vecinos, no es la primera vez que un camión de carga los afecta derribando el cableado, situación de la que aseguraron, estar ya hartos.