Agiotistas "ahorcan" a comerciantes

Un comerciante se fue a la quiebra por los impuestos que le cobran

La necesidad de circulante para pagar a sus proveedores, insta a comerciantes de los diferentes mercados de la ciudad a recurrir a agiotistas extranjeros que cobran altos intereses.

Ante la desleal competencia que tienen por parte de los vendedores ambulantes, cuyos puestos se encuentran en el primer cuadro de la ciudad y que siguen surgiendo cada día, los comerciantes establecidos y locatarios de los mercados, para pagar a sus proveedores, empleados y servicios, recurren a estas personas.

En el año 2015 comenzó a operar en México una red de colombianos que presta dinero a pequeños comerciantes en un esquema conocido como “gota a gota”, que consiste en otorgar préstamos sin condiciones, pero con la exigencia de pagarlo durante 20 días, con intereses altos.

Se sabe que este es un sistema desarrollado por narcotraficantes colombianos, consiste en ofrecer préstamos sin necesidad de fiadores, que cobran en pequeñas cuotas con intereses de hasta 20 por ciento. Si la persona se retrasa con el pago, los prestamistas se llevan parte de su mercancía, golpean a los deudores e incluso amenazan a sus familiares.

Imposible pagar

Uno de esos casos se registró el año pasado en el Mercado Benito Juárez, en la ciudad de Oaxaca de Juárez, cuando cinco personas, al parecer colombianos, golpearon salvajemente a un empleado que vendía flores y arreglos florales en un local ubicado en el pasillo de flores, ya que, no había pagado a tiempo, una cuenta que tenía dicha persona con ellos.

Pablo, uno de los comerciantes que durante varios meses se vio en la necesidad de utilizar dichos servicios mencionó que “al principio si te conviene un préstamo de esos porque no te pide aval, más que pagar puntualmente al otro día que te prestan, claro que conforme vas pagando, disminuye la cuenta que tienes con ellos, pero a veces se nos hace difícil pagar”.

Indicó que al descansar los cobradores los domingos, al otro día se tiene que pagar lo correspondiente al domingo o de lo contrario se tiene que pagar el interés que se genera en dicho día.

Reconoció que “esto lo tenemos que hacer, porque no contamos con algún apoyo por parte del gobierno federal, estatal ni municipal, recurrir a los bancos es un suicidio por los altos intereses que cobran, entonces, mucho lo vemos como un mal necesario para seguir subsistiendo.