Revisará INAI cuentas bancarias a funcionarios

Agencia ReformaAgencia Reforma

El Pleno del INAI consideró que el saldo de las cuentas bancarias de los funcionarios debe ser de consulta pública

CIUDAD DE MÉXICO.- El Pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI) consideró que el saldo de las cuentas bancarias de los funcionarios debe ser de consulta pública en su declaración patrimonial y de intereses.

Esta propuesta será presentada mañana en la sesión del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción, que discutirá modificaciones a los formatos de declaración.

La comisionada Blanca Lilia Ibarra informó que en la propuesta de modificación que fue entregada a los miembros del Comité Coordinador, entre ellos el INAI, se establece que el saldo de las cuentas bancarias no será público.

"En la nueva propuesta que nos fue remitida no se prevé publicar ni las variaciones anuales de los saldos de las cuentas, ni el reporte de los saldos mediante rangos, por lo que se considera necesario que se insista en este punto", expuso en la sesión del Pleno.

Ibarra recordó que en junio de 2018 el INAI realizó una prueba de interés público y determinó que dicha información era susceptible de ser pública.

"Ya que en la medida en que sean del conocimiento público los saldos mediante cifras concretas, la ciudadanía podrá dar seguimiento puntual a la evolución patrimonial de los servidores públicos", argumentó.

El Pleno del INAI, señaló Ibarra, también propondrá que la información del cónyuge y dependientes económicos del declarante debe ser pública en virtud de que integran el mismo núcleo patrimonial.

"Se considera que integra un mismo núcleo patrimonial y, por lo tanto, hay un interés público que justifica la intromisión en su esfera privada, además, se consideró que la información de terceros directos que se encuentre relacionada de manera directa con la evolución patrimonial del servidor público o que pudiera dar cuenta de conflictos de interés", explicó.

El 8 de abril pasado, a propuesta de la Secretaría de la Función Pública, se determinó aplazar la entrada en vigor de los formatos, programada para el pasado 1 de mayo, con el argumento de que había que simplificar su llenado.

El comisionado Óscar Guerra informó que el nuevo formato cuenta con 358 campos, mientras que el anterior era de 673, es decir, hay una reducción de 315.