Macroalgas invaden la Laguna Superior

Pescadores se ven impedidos para realizar su actividad

JUCHITÁN, Oaxaca.- La bióloga investigadora de la Universidad del Mar, Alejandra Torres, reveló que no se trata de sargazo lo que está arribando a las orillas de la Laguna Superior, sino de una macroalga que está abundando.

Esta macroalga -dijo la investigadora- es una variedad de alga roja de textura cartilaginosa, quebradiza, de color púrpura o pardo rojizo, que fue identificada hace más de diez años en la laguna, pero que, debido a la contaminación, ha proliferado su crecimiento.

Indicó que esto está ocurriendo debido a los grandes volúmenes de materia orgánica que está recibiendo la laguna, las descargas de aguas residuales que aportan gran cantidad de nitrógeno que hace que estos organismos proliferen.

El resultado de esta multiplicación es que se está acumulando en la playa, luego se deteriora, se degrada y produce espuma, malos olores y como consecuencia atrae insectos.

“Esto, en determinado momento podría provocar algunas infecciones tópicas en la gente, pero va a depender del tratamiento que se le pueda dar”.

Destacó la importancia de que la bocabarra esté abierta, pues es por ese medio donde se depuran las aguas; sin embargo, subrayó que lo más importante es que se detengan las descargas de aguas residuales.

En tanto, el biólogo marino de la Universidad del Mar, Marino Sánchez, confirmó que la formación de la macroalga se debe al exceso de nutrientes que hay en las aguas de la laguna y hasta cierto punto el crecimiento del alga es natural.

Aseguró que estas macroalgas no son dañinas para la salud de las personas, pero podrían existir microalgas que crezcan a la par y esas sí lo sean; aunque con toda seguridad habría efectos negativos en la fauna marina.

Por su parte, el ingeniero químico especialista en tratamiento de aguas, Iván Hernández Martínez, informó que las condiciones actuales de la laguna, obedecen a que diariamente recibe descargas de nueve municipios a través del río Los Perros, desde Guevea de Humboldt hasta Santa María Xadani, 56 millones de litros de aguas negras crudas, equivalentes a 5 mil 616 pipas de 10 mil litros cada una.