Biblioteca escolar, con nueva cara

La suma de voluntades, entre artistas, creadores, estudiantes, padres de familia y profesores ,transformaron el espacio de esta primaria en la Villa de Etla, en una biblioteca viva.

En la Villa de Etla, el color y el encanto rompen los patrones escolares en un espacio destinado a la lectura, lo cual resulta fruto de una semilla que fue regada por los niños y niñas, los padres y las madres, así como el trabajo voluntario de artistas originarios del mismo valle eteco, que construyeron una propuesta lúdica para los muros de este sitio. Se trata de la nueva biblioteca de la Escuela Primaria Basilio E. Zárate, turno matutino.

Durante tres meses, cada fin de semana, un grupo de estudiantes y egresados de la Escuela de Artes Plásticas, lidereados por la artista oaxaqueña Isabel Sánchez y a petición de una profesora de esta institución, le dieron nueva cara a un espacio que aunque estaba destinado a albergar una biblioteca no lo hacía, tan solo era ocupado como bodega.

El nuevo espacio, que ahora acoge una biblioteca con títulos para niños de 6 a 11 años, es resultado del trabajo colectivo, en el que estuvieron involucrados desde los padres de familia, los creadores y los amigos de la artista, quienes pusieron como ejemplo, con la donación de un ejemplar o más, la forma en la que se pueden construir espacios destinados a la lectura.

En entrevista, Isabel Sánchez Salgado comentó que el proyecto de esta biblioteca es hacer comunidad y posibilitar a los chicos y chicas a que se reconozcan en la cultura: "Transformamos un espacio que era una bodega y asumimos la responsabilidad de cambiar el entorno de este para que los niños puedan tener acceso a otro tipo de recreaciones, desde los libros hasta el teatro".

Además de decorar el inmueble, que además se dotó de acervo a partir de donaciones, se propuso en una parte del salón un teatrino, para que no solo los usuarios puedan ir a leer, o a presentaciones de libros, a sesiones de cuentacuentos, sino a ver obras de teatro.

"Estamos comprometidos con que esa biblioteca crezca; es la primera de primaria con esos títulos que tiene, ahora le daremos seguimiento para que no se quede así nada más el espacio. Buscamos que los niños se puedan llevar los libros a casa".

El impacto que tendrá esta biblioteca es ejemplar, ya que ninguna otra biblioteca escolar en el estado cuenta con la propuesta estética y acervo que conformó la suma de voluntades. El motor para realizar estos proyectos responde a una experiencia personal de la artista, que comparte con una anécdota.

"Quisimos compartir el arte y las imágenes. Cuando me preguntan por qué pinto o hago arte, respondo que porque mi papá me acercó a los libros y eso me cambió la vida. Yo creo que la lectura tiene un fin diferente. Es gustoso saber que vivimos en una comunidad y dejar este regalo a las generaciones que vienen".

Los alumnos de esta primaria suman 500 estudiantes, quienes a partir de ahora podrán disfrutar de un nuevo espacio para la imaginación, la creación y la apreciación artística, que acompañe su formación y les ofrezca nuevas experiencias.