Lidera Oaxaca casos de enfermedades diarreicas agudas en infantes

Un pequeño es atendido en uno de los hospitales de los Servicios de Salud

La semana epidemiológica 25 significó para Oaxaca un repunte en las enfermedades diarreicas agudas en menores de cinco años, una problemática de salud que causa 525 mil muertes al año en el mundo, a pesar de ser prevenible. 

Por su incidencia de 3.8 casos por cada mil infantes en ese rango de edad, Oaxaca supera al resto de entidades del país. Las notificaciones incluyen casos de amebiasis intestinal, shigelosis, fiebre tifoidea, giardiasis, Infecciones intestinales por otros organismos, paratifoidea y otras salmonelosis.

Le sigue Zacatecas

Después de Oaxaca la incidencia más alta la tiene Zacatecas con 3.7, entidad que en la semana epidemiológica número 21 reportaba hasta 5.2 casos por cada mil menores de cinco años.

Además, Oaxaca es de las 13 entidades del país que en la semana epidemiológica más reciente presentaron un aumento de casos, pero entre las cinco con un incremento mayor de un 22.6 por ciento.

El reporte que al 5 de julio pasado emitió la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal precisa que de las ocho patologías notificadas que se incluyen en el grupo de enfermedades diarreicas agudas, en un 94.5 por ciento predominan las ocasionadas por otros organismos y las mal definidas, seguidas de las amebiasis que representan el 3.2 por ciento.

Mientras de la semana epidemiológica 21 a la 25 al menos 27 de las 32 entidades del país reportaron una disminución en su incidencia de enfermedades diarreicas agudas en menores de cinco años, en Oaxaca se incrementó de 2.6 a 3.8 casos por cada mil infantes en esa edad.

Alarma

En el canal endémico nacional la Dirección General de Epidemiología observa que los 558 mil 359 casos de enfermedades diarreicas agudas “se encuentran en la zona de éxito”, pero Oaxaca y Zacatecas representan las entidades de alarma.

La diarrea es el principal síntoma de este tipo de infecciones del tracto digestivo, ocasionada por organismos bacterianos, víricos o parásitos.

Un niño o niña puede contraer la infección al consumir alimentos o agua contaminada, o de otra persona cuando existe una mala o deficiente higiene.

La Organización Mundial de la Salud advierte que en países de ingresos bajos, las y los niños menores de tres años en promedio sufren tres episodios de diarrea al año, despojandolos de los nutrientes necesarios para su crecimiento.