Hermanas sensación

Mónica Patricia y Paulina, con sus medallas, al lado de sus fuertes cimientos, sus padres y familiares.

Una emoción indescriptible. Como un sueño convertido en realidad, vivieron las hermanas oaxaqueñas Alejandra Paulina y Mónica Patricia Ortiz Hernández la obtención de la medalla de bronce en el Campeonato Norte, Centroamérica y el Caribe de Atletismo (NACAC) Sub 18 y Sub 23 2019, en la prueba de relevos 4x100.

La encargada de cerrar de forma espectacular fue Alejandra Paulina, de 17 años de edad quien compartió con Noticias cómo vivió ese último y decisivo relevo.

“Me entregaron la estafeta en cuarto lugar, el cambio no fue tan bueno, hubo un pequeño choque con mi compañera. Bahamas estaba muy cerca del tercero, por lo que corrí con mi mayor esfuerzo físico, así como con el corazón y la mente.

“Además, el gran apoyo de la porra de México que se hacía sentir desde las gradas, me alentó más. Me sentí muy llena de energía y logré asegurar el bronce para México”, externó Paulina contenta aún en breve entrevista desde Querétaro.

SIGNIFICATIVA MEDALLA

Y al concluir la prueba, confiesa que hubo combinación de sentimientos, cierta tristeza porque considera que podían haber mejorado su tiempo pero al final de la jornada se queda con la alegría del resultado, ya que se trata de una medalla para México al lado de su hermana, lo que resulta sumamente motivante e histórico.

“Siento una gran satisfacción por haber corrido con mi hermana. Fue muy significativo. Ella me motiva. Será inolvidable. 

“Desde hace tiempo tenía el deseo de correr con ella, que fue quien me inspiró para practicar atletismo. Yo estaba un poco nerviosa pero Mónica me recordó que no hay gigante al que no pueda vencer, y me transmitió seguridad”, mencionó la medallista de oro de los 100 y 200 metros planos en la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil 2019.

Recordó que el arduo y fuerte trabajo de preparación permitió este importante alcance defendiendo la Bandera de México. 

Paulina ya había representado al país en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 mientra que para Mónica fue su primera ocasión portando la playera tricolor.

Ahora, Paulina esperará la lista de la convocatoria para el campeonato panamericano que se efectuará en Costa Rica y en caso de no aparecer, el NACAC habría sido su último evento de la temporada.

DOBLE SATISFACCIÓN 

“Me llevo una experiencia muy enriquecedora al haber competido con países que son potencia a nivel mundial, que están en los primeros lugares del ranking mundial”.

“Fue una doble satisfacción. Creo que es el primer relevo de Oaxaca que se corre con dos hermanas en un evento internacional. Ahora, a seguirnos preparando de la mejor forma para el 2020”, comentó Mónica Patricia Ortiz, de 20 años de edad y quien actualmente representa a Nuevo León en el plano nacional.

Y en una dedicatoria especial, las hermanas “gacelas” coincidieron: “agradecemos primeramente a Dios, a nuestro padres y todo nuestro equipo multidisciplinario y a aquellas personas que siempre nos están alentando con sus mensajes”.