Cae producción de arroz en la Cuenca

Por falta de apoyo y garantía para los productores de arroz, decidieron ceder sus tierras a la caña de azúcar

TUXTEPEC, Oaxaca.- Durante los años recientes, la región de la Cuenca dejó de ser productora de arroz, derivado de la falta de apoyo y garantía para sus productores, que decidieron ceder sus tierras a la caña de azúcar.

Francisco Lira Vázquez, productor y ex representante del Consejo Oaxaqueño del Arroz, recordó que hace algunos años se llegó a registrar una producción de 10 mil toneladas por ciclo, lo que se tradujo a 2 mil hectáreas activas.

Aún existen algunos productores en comunidades como Palo Gacho, Las Delicias; sin embargo, se desconocen las cifras y se carece de una representación, quedando a la deriva como productores.

La desaparición de este cultivo se dio a diferentes factores, entre estos el desplazamiento por otros cultivos, como es el caso de la caña de azúcar.

"Este cambio sucede porque la caña resultaba más redituable económicamente que el arroz".

Otro de los motivos que llevó a que disminuyera drásticamente este cultivo fue la falta de condiciones, ya que muchas veces se carecía de la seguridad para cosechar, ya que se requiere de una maquinaria especial, debido a que se da en terrenos húmedos y angostos; además de que llegó a carecer de la garantía de mantener el precio y su acopio.

El arroz nacional tiene mercado, sin embargo al irse a la baja la producción, tomó fuerza la importación del producto que viene de Estados Unidos; a pesar de que el producto mexicano tiene mejores características culinarias, la mayor parte de lo que se consume viene de otros países.

Los productores se enfrentaron a la falta de apoyos por parte de los diferentes niveles de gobierno, así como la ausencia de financiamientos.

Actualmente se habla de mayor seguridad en el precio, manteniendo la tonelada en 6 mil 300 pesos aproximadamente, lo cual permite trabajar con mayor certeza, en comparación con años pasados, cuando no tenían una seguridad sobre si se vendería o no el producto ante factores no controlables por el productor y que tienen que ver con las políticas de la economía nacional.

Sin embargo, los cambios climatológicos son un factor decisivo actualmente, ya que no hay una garantía en lo que se consideraban las fechas que comúnmente se utilizaban para sembrar; como ejemplo citó la sequía de este año, que se alargó mas de 30 días a lo pronosticado.