Denuncia burócrata represalias del sindicato

Líderes burócratas apadrinaron a la Generación 2017- 2019 de preescolar del Cendi 1 Guadalupe Hinojosa de Murat

La trabajadora de base adscrita a la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), Juana Virginia Aquino Bautista, denunció ayer que fue excluida por el Sindicato de Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDCEO) y la Dirección de Recursos Humanos del gobierno estatal, para la obtención del premio de puntualidad de puntualidad y asistencia 2018.

En rueda de prensa, la empleada dijo que fue desplazada por decisión de la secretaria de Previsión Social, Loor de Jesús Castillo Gutiérrez y la directora de Recursos Humanos de la administración estatal, Norma Polanco Díaz, a pesar de haber cubierto los requisitos estipulados por la convocatoria.

“Me discriminan y violentan mis derechos laborales”, señaló.

De esta manera, expuso que recurrió a la Junta de Arbitraje para los Empleados al Servicio de los Poderes del Estado (JAESPE), para denunciar a la Secretaría de Administración, a la Dirección de Recursos Humanos, al STPEIDCEO y a la Comisión Dictaminadora de Asignación de Premios de Puntualidad y Asistencia, por la violación de sus derechos laborales.

Además, mencionó que el premio de puntualidad y asistencia 2018 fue otorgado al delegado sindical, Aarón Bolaños Acevedo, quebrantando el reglamento porque los representantes no participan, porque se alejan constantemente de su área de trabajo para atender las funciones propias de su encomienda.

Consideró que su exclusión obedece a una venganza política, porque en las pasadas elecciones para designar al comité ejecutivo del STPEIDCEO apoyó a la planilla negra, contraria a la planilla verde, encabezada por el ahora secretario general, Juan Ignacio Cruz Villavicencio.

“Claramente es una represalia”, recalcó.

Subrayó que el STPEIDCEO también ejerce estas acciones de hostigamiento también las sufren otros trabajadores sindicalizados por su respaldo a la planilla negra y por el contrario, favorece a sus allegados.

Ante esta situación, pidió al dirigente sindical, Cruz Villavicencio su intervención para frenar este abuso en su contra, porque afecta sus derechos laborales, independientemente de la demanda en la JAESPE.

“Se supone que el sindicato está para defender nuestros derechos, no para violentarlos”, apuntó.