Embellecen torres de salvavidas

Arturo comenzó esta semana a pintar la torre Casablanca

PUERTO ESCONDIDO, Oaxaca.- Con la idea de transmitir un mensaje ecológico y sorprender a los visitantes durante los próximos períodos vacacionales, ocho torres salvavidas desde Bahía Principal hasta La Punta son intervenidas con pinturas de vivos colores como parte del proyecto Torres de Verano, que coordina el Cuerpo de Salvavidas de Zicatela.

“Queríamos darle otra vista, que vinieran artistas y plasmaran su arte, puede ser un mensaje ecológico sobre proteger los mares, la playa, no tires basura, entonces se hizo la invitación a varios artistas y acudieron al llamado, ahora nos faltan torres para pintar”, comentó el capitán de los rescatistas, Godofredo Vásquez Bohórquez.

Listas para ser transformadas por artistas locales, nacionales o extranjeros están las de Casablanca y Torre Central. Los creadores se registraron de manera individual o en equipo de hasta tres para colaborar voluntariamente en este proyecto y aunque el mexicano Arturo Mot García se considera aficionado, está dedicando cuatro horas para pintar Casablanca, a la altura de la colonia Tamarindos.

“Acepté porque me pareció una idea bastante buena desde el punto de vista creativo y para regalarle algo a Puerto también; estoy pintando en directo, me ofrecieron una gama de colores extensa; ese es un zapoteca, ahorita estoy haciendo el tocado, del otro lado voy a poner unas plantas de café, Puerto Escondido arrancó como un puerto cafetalero y voy a poner maíz, enfrente voy a hacer un eclipse, puro simbolismo”.

Ubicada al comienzo de Zicatela, la torre Arco fue la primera en lucir imágenes de fauna marina, luego vino la de Marinero, mientras que la de Cabo está en proceso de convertirse en un blanco lienzo; por acondicionar quedan las casetas Piedra y de La Punta.

En este proceso, las torres están siendo refaccionadas con apoyo de personal del ayuntamiento de Santa María Colotepec, en tanto que empresarios de Zicatela aportan los alimentos para los creadores.

Las ocho torres ubicadas en este perímetro tienen la función de brindar seguridad a los usuarios de estas playas; en los cubículos de madera, los salvavidas se resguardan del sol, la lluvia y otros factores ambientales e igualmente sirven como módulo de información turística y punto de reunión.