Maquilla Fiscalía de Oaxaca cifras de homicidios

ArchivoArchivo

El ICEC ubica a la entidad en el lugar número 29 de los 32 estados de la República, evidenciando la debilidad institucional del Estado

​​​​​​Desde el 2015 Oaxaca presenta serios problemas respecto a la veracidad de las cifras de homicidios dolosos y culposos que se registran en la entidad, por ello es uno de los estados peor evaluado en el estudio Fallas de origen: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal (ICEC) 2019, elaborado por la organización México Evalúa. 

El ICEC ubica a la entidad en el lugar número 29 de los 32 estados de la República, evidenciando la debilidad institucional del Estado.

Señala que los homicidios dolosos que reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) no parecen coincidir con las defunciones por homicidio que publica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), pero que no sólo no coinciden, sino que parece que las dos series de datos reportan fenómenos totalmente distintos.

Los datos del SESNSP registran caídas extremas en algunos meses de 2015, 2016, 2017 y 2018 (en noviembre de 2018 se registra el dato anómalo más reciente). 

Añade que después de estas caídas los homicidios parecen repuntar con la misma fuerza con la que cayeron. La explicación más probable es que haya fallas graves en cómo los ministerios públicos de la entidad reportan las cifras de homicidio, por tanto es necesario que el SESNSP corrija los problemas.

Asevera que el reporte de homicidios culposos tampoco está libre de fallas, ya que difícilmente puede decirse que la evolución tiene una naturaleza estocástica o accidental. En especial, el periodo pre-2000 y el post-2013 presentan serias fallas que se tienen que revisar.

Apunta que la correlación parcial para el periodo 2013-2018 no presenta una asociación significativa. Es probablemente que esto se deba a las serias fallas que presentan ambas series.

Subraya que el término de error es positivo y está muy alejado de cero. “Más que un caso de reclasificación de delitos, la ubicación del término de error es resultado de un problema institucional serio que urge atender”.

El estudio destaca que las entidades peor evaluadas son el Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Baja California y Veracruz.

El Estado de México, Hidalgo y Michoacán no alcanzan los seis puntos en el índice y son los focos rojos del análisis.

Datos erráticos

El documento afirma que el caso de Oaxaca es único en el país, toda vez que la entidad muestra señales claras de que algo no funcionó en el proceso de generación y recopilación de datos, sobre todo en 2015: en un mes se registraron 57 homicidios, al siguiente cero, el siguiente 48, los dos siguientes cero nuevamente, etcétera. 

Añade que este comportamiento se presentó en ambas modalidades de homicidio -culposos y dolosos-. 

Manifiesta que lo errático en los datos de homicidios culposos no se limita a 2015, sino que se refleja en una evolución que no se coincide con el comportamiento aleatorio-accidental que deberían tener estos datos.

“Finalmente, no sorprende que el componente de error se encuentre por debajo y alejado de cero, ya que esto indica un subreporte sistemático de homicidios culposos”.

También da a conocer que el componente término de error muestra dos grupos de entidades con resultados interesantes: por un lado están los estados de Baja California, Michoacán, Morelos, Oaxaca y Sinaloa, donde los homicidios culposos son más altos de lo que deberían; y por el otro lado, los estados de Guerrero, Hidalgo, Jalisco y Estado de México donde son más bajos de lo que predice el modelo.

Destaca que el índice detectó que los focos rojos están instalados en ocho entidades: Puebla, Tabasco, Veracruz, Baja California, Oaxaca, Michoacán, Hidalgo y el Estado de México.