Un rey sobre la tabla

JHONY CORZO
Julio Sánchez LeónJulio Sánchez León

Al lado de su hermano Diego y Montserrat Aragón

Hoy, Jhony Corzo no necesita presentación, es campeón mundial, es uno de los tres oaxaqueños calificados a los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Todo, gracias al surf.

El surfista originario de Puerto Escondido estuvo ayer en la ciudad de Oaxaca para ofrecer entrevistas a medios, antes de enfocarse de lleno en la concentración y competencias de preparación rumbo a la máxima justa continental y más importante del ciclo olímpico.

Y dejó en claro que tiene la mira de conquistar una medalla en Lima 2019 y conseguir la calificación a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

El surf será olímpico por vez primera en Japón, lo cual, sin duda, resulta sumamente motivante para él.

Jhony Corzo entrena de tres a cuatro horas diarias todas las mañanas con miras al sueño de la medalla panamericana, y es que precisamente el boleto lo obtuvo gracias a sus grandes esfuerzos y disciplina en la preparación, por lo que está en la misma frecuencia rumbo a Lima 2019.

“Han sido mucho esfuerzos, sacrificios, motivación, tener dentro de mí la pasión del surfing; me encanta esa presión y luchar por sobresalir.

“El surf es un deporte también que me ha permitido tomar el camino correcto, alejarme de las malas amistades, de las drogas, tener metas y cumplirlas. Todo ello me provoca felicidad y me ha ayudado mucho para la motivación”, externó en entrevista luego de haber sido recibido por el gobernador del estado en compañía de la titular de la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte (Cecude), Montserrat Aragón Heinze.

ANTES DE SUBIR A LA TABLA

El surf es deporte de alto riesgo, consciente de ello, trata de estar siempre preparado física y mentalmente para afrontar todo tipo de olas, todo tipo de condiciones en competencia.

“Cualquier deporte tiene su lado de extremo o miedo; siempre hay posibilidad de tiburones, de ahogarte pero debes saber nadar bien, y es también es un deporte que te llena de buenas energías, de mucha alegría. Y todo eso te inspira y te hace sacudirse cualquier presión".

Y reveló que hace antes de desafiar al mar.

“Pero antes de cada competencia me mentalizo en las metas, me alejo de la presión de la gente; trato de estar tranquilo conmigo mismo y fortalecer la seguridad de que todo va a estar bien; de recordar que estoy bien preparado y que por eso estoy ahí, y salir en busca del mejor resultado para mí, mi estado y mi país”, compartió sonriente.

SU VIDA CAMBIÓ

Hasta hace algunos años, Jhony Corzo veía sólo como un sueño tener una de las mejores tablas de surf en el mundo, hoy, tras el histórico campeonato mundial en el 2017, tiene marcas patrocinadoras de este deporte y una de ellas le ofrece un descuentos, como él mismo lo define, casi increíbles para obtener el mejor accesorio del orbe para esta disciplina.

LA MEJOR INVERSIÓN

Su padre fue quien hizo una gran inversión, es quien lo apoyaba y acompañaba a sus torneos nacionales y le compraba sus tablas de la especialidad.

“Antes para mí era complicado, difícil, tener un apoyo económico. Mi papá es el que tenía que pagar mis tablas, todos mis accesorios. Yo no tenía marcas que me apoyaran. Pero fue una inversión increíble.

“Hoy tengo marcas que me patrocinan y que me dan descuentos increíbles en tablas que deseaba tener desde niño". Y las autoridades también voltearon los ojos hacia él. También agradezco a la Conade y al Comité Olímpico, porque ahora tengo una beca.

"Poco a poco he empezado a tener recursos y eso me ha ayudado para seguir avanzando”, comentó el surfista de 20 años de edad.

FAMILIA SURFISTA

Jhonatan Corzo Prewitt, como es su nombre completo, forma parte de una familia surfista, por lo cual desde los cinco años de edad ya estaba tratando de dominar las olas. “En la familia todos somos surfistas. Vivimos frente al mar. Es algo que traía en la sangre”.

SALTO A LA FAMA

El campeonato mundial del 2017 fue un paso gigante en su carrera.

“Ese año marcó mi carrera, fue un poco difícil, de un día a otro la presión se vino sobre mí, todos querían saber de mi historia y fue algo que me costó bastante pero también de alguna manera ya estaba preparado para cuando llegara ese éxito, porque para eso trabajábamos todos los días en la preparación”.

Jhony Corzo viajará en breve a Acapulco, Guerrero, para su participación en un torneo Open, donde el año pasado finalizó en el tercer lugar.

Luego se retiró de la conferencia al lado de su hermano Diego Jimel Corzo, otro destacado talento también en el mundo del surf.