Se tragó la tierra a 38 mil casas

ArchivoArchivo

La ASF señaló que, por lo menos, 22.7 millones de pesos fueron entregados a personas de Oaxaca que no eran los damnificados registrados

A más de un año de los sismos del 7 y 19 de septiembre a la fecha, el Gobierno Federal no tiene evidencia de la reconstrucción de más de 111 mil viviendas, de las cuales, 38 mil 95 se ubican en Oaxaca, que es el mayor número registrado.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) hizo una supervisión mínima de las acciones de autoconstrucción de casas, lo que impide saber cuánta gente afectada recuperó sus hogares.

“La Sedatu desconoció, al cierre de 2018, su contribución en la atención de la reconstrucción o rehabilitación del 85.1% (145,910) respecto de las 171,494 viviendas con daños parciales y totales registrados en la base final”, expuso.

De acuerdo con los resultados de la Auditoría de Desempeño número: 2018-0-15100-07-0214-2019, esta dependencia federal no acreditó por qué no revisó las obras de reconstrucción en 111 mil 628 casas con daños parciales, a pesar que representaron la mayor cantidad, y en los cuales, se ejecutaron más de mil 674 millones de pesos.

La Sedatu solo contempló, a través de brigadas con personal propio, la supervisión de avance de obra para las casas que fueron catalogadas como pérdida total; y que a nivel nacional fueron 59 mil 866. Solo se revisó la reconstrucción de 59 mil 380.

En Oaxaca, detalló esta Secretaría, 26 mil 949 viviendas -que es el número más alto del país- fueron pérdida total, las cuales, en su totalidad, fueron supervisadas.

Según la cifras de Sedatu, al 31 de julio de 2018 cuando se realizó la supervisión física de avences, en Oaxaca, 3 mil 419 casas catalogadas con daño total, no habían iniciado las obras de reconstrucción; en más de 8 mil viviendas el avance registrado fue menor o igual al 25 por ciento; más de 11 mil se habían reconstruido entre el 50 y 75 por ciento; solo 3 mil 616 estaban reconstruidas en su totalidad.

Cabe señalar que estas cifras están basadas en el censo levantado por el Gobierno Federal, en las semanas posteriores a los sismos.

En los resultados presentados por la ASF el año pasado, se reveló que la Sedatu, entonces encabezada por Rosario Robles, solo levantó un censo de daños en 104 municipios de Oaxaca, que representan apenas el 28.7 por ciento del total de localidades con declaratoria de desastre. Otros 258 municipios de Oaxaca quedaron fuera.

Reparto irregular de 22 mdp

La Auditoría Superior de la Federación señaló que, por lo menos, 22 millones 710 mil pesos fueron entregados a través de tarjetas de Bansefi, a personas de Oaxaca que no eran los damnificados registrados.

Expuso que, en 2018, 304 beneficiarios con este dinero para la reconstrucción de casas tienen nombre y apellidos distinto de los propietarios reportados en las bases iniciales.