Nuevos profesionistas, de la graduación a las filas del desempleo

Frente a la ventanilla escucha la misma cantaleta. “No hay servicio”. Dante, se guarda su enojo por enésima vez. Primero fue paro de labores, luego suspensión, el otro la ausencia de la secretaria y ahora reunión sindical. Pasaron ya seis meses desde que, egresó de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) e inició el tortuoso proceso de titulación, el principal obstáculo a la hora de insertarse al mercado laboral.

El joven de 23 años de edad, refleja muy bien el destino que depara a quienes, como él,en estos días se graduaron de la universidad pública para caer luego en el desempleo, subempleo y en el mejor de los casos empleo con salarios injustos.

“Tardé tres meses en encontrar un empleo como auxiliar contable, pero no es acorde a la carrera de administración que estudié. Yo acepté porque arreglé poder disponer de los sábados para cursar mi proceso de titulación”, explica.

Como profesionista sin título, percibe un sueldo 40 por ciento menor de lo que ofrecen para el puesto que él ocupa. “Es mejor que nada”, piensa mientras se aleja de la universidad tras haber perdido un día de trabajo, que tendrá que reponer.

“Para contratar, las empresas buscan personas con título, cédula y experiencia. Eso es muy dificil tener. Si no lo tienes prácticamente te explotan. Dicen: ok te aceptamos, pero el sueldo disminuye porque no tienes esto, cuando lo tengas negociamos nuevamente”, señala.

De acuerdo a la experiencia tomada de generaciones anteriores, el proceso de titulación llega a tardar hasta dos años debido al trabajo rezagado en la UABJO, la conflictividad sindical que vive, así como el burocratismo.

Estadísticas de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior al 2018, señalan que de 2 mil 806 personas que egresan de la universidad, únicamente mil 795 obtienen un título.

En las filas del desempleo en Oaxaca, el 27 por ciento lo ocupan quienes tienen estudios de nivel superior, según lo muestra la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del primer trimestre de 2019 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

Según el estudio Compara Carreras 2017 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) las carreras que enfrentan un mercado laboral menos favorables son tecnología y protección al medio ambiente, mineras y extracción; diseño; ciencias ambientales; industria de la alimentación; criminología; ciencias políticas; terapia y rehabilitación; trabajo y atención social; y química.