Halla ASF anomalías por 1.9 mil mdp en Oaxaca

La Auditoría Superior de la Federación presentó la primera parte de resultados de la revisión de la Cuenta Pública 2018

La Auditoría Federal de la Federación (ASF) informó que realizó observaciones por 1 mil 942 millones 300 mil pesos a la administración del gobierno de Oaxaca de acuerdo a los Resultados de la fiscalización de la Cuenta Pública 2018, en su primera entrega.

En la explicación del documento se señala que la revisión programada a la administración estatal involucró auditar una muestra de 15 mil 447 millones 100 mil pesos, por lo que halló anomalías en uno de cada 8 pesos aplicados por el gobierno estatal respecto al uso del gasto federalizado entregado al gobierno de Oaxaca en 2018.

Del informe en poder de NOTICIAS y difundido el fin de semana pasado se desprende que, de la suma total considerada con observaciones, el 75% corresponde a un solo rubro: el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud 2018 (FASSA), por un monto de 1 mil 446 millones 636 mil pesos, recursos que deben ser destinados a la prestación de servicios de salud a la población que no cuenta con empleo formal o no está incorporada en algún régimen de seguridad social que incluya el acceso a servicios de salud.

Sin embargo, la revisión halló pagos desde cuentas bancarias donde se realizaron pagos para nómina y no al fortalecimiento del sistema de salud de Oaxaca, como está encomendado.

Lidera por monto de anomalías

La ASF, que encabeza el oaxaqueño David Colmenares Páramo, señala en el documento que realizó 7 auditorías a la administración local; fue la sexta entidad de la República más auditada y, con casi 2 mil millones de pesos como monto de irregularidades, Oaxaca encabeza a los 32 estados del país por anomalías en el gasto observado.

Sólo Colima, Sonora, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas fueron sometidos a mayor número de revisiones comparados con Oaxaca, pues se sometieron a 8 auditorías por el organismo.

De las 181 auditorías realizadas al gasto federalizado programable, 6 fueron al Gobierno Federal; 164 a los gobiernos de las entidades federativas, y 11 a municipios y alcaldías de la Ciudad de México.

Por el porcentaje de los recursos tomados como muestra y en los que se hallaron observaciones, Oaxaca ocupa el segundo lugar con el 12.6%, solo Nayarit supera al gobierno oaxaqueños con el 22% de desvíos sobre la muestra considerada, se desprende del informe difundido el fin de semana pasado.

Casi 20% de anomalías detectadas en el país

La ASF documentó observaciones sobre el uso de 10 mil 118 millones de pesos en todo el país, de tal suerte que Oaxaca representa el 19% del total nacional por la cifra de recursos por aclarar.

En todo el país el organismo bajo el timón de Colmenares Páramo realizó 181 auditorías de las cuales 150 se aplicaron al gasto federalizado para estados, municipios y31 a otros organismos. Oaxaca fue sometida a 6 revisiones por manejo de recursos federales y una más a las auditorías de participación social y del SED del gasto federalizado.

Falta más auditorías

El organismo auditor adelantó que ha programado 1 mil 105 auditorías a dependencias de todo el país.

Los recursos que serán sometidos a estricto marcaje personal, son los subsidios para organismos descentralizados estatales, Prospera, Seguro Popular, el Ramo 23 referente al fortalecimiento financiero, de proyectos de fortalecimiento regional, Escuelas al Cien, participaciones federales y a municipios y Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, entre otros.

El monto implicado en las observaciones representa alrededor del 1.9% del total del presupuesto del Estado de Oaxaca para 2018 autorizado por la Congreso de la Unión, estimado en poco más de 102 mil millones de pesos.

Recursos de salud, un festín

Respecto al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud 2018 (FASSA) en todo el país quedaron pendientes de aclarar 4 mil 853.6 millones de peso, sin embargo, “las entidades federativas con el mayor monto observado son Oaxaca con 1,446.3 mdp y Chiapas con 1,068.1 mdp, por lo que es fundamental que dichas entidades establezcan medidas que fortalezcan el control de la gestión de los recursos del fondo”, señala el documento.

Del monto total observado los valores más altos se obtuvieron en los estados de Oaxaca con 35.9% y Chiapas con 25.7% del monto total de las irregularidades en todo el país.

El documento afirma que las irregularidades más relevantes consistieron en falta de documentación justificativa y/o comprobatoria por2 mil 155 millones 800 mil pesos que representaron el 43.7% del monto total observado. A los estados de Oaxaca y Campeche les corresponde en conjunto el 78.2% de dicho importe.

“El gobierno del estado de Oaxaca no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del fondo (FASSA), apegada a la normativa que regula su ejercicio”, concluye el documento.

Cobran como médicos, carecen de títulos

Entre otras irregularidades se señalan pagos desde dos cuentas bancarias para nómina ni aclaración del destino de los réditos generados por ambas cuentas. Destaca el pago a 21 servidores públicos que no acreditaron el perfil de puesto bajo el cual devengaron un salario en 2018; 19 de ellos no acreditaron una especialidad para justificar el puesto de coordinador médico, jefe de hospital o supervisor médico; uno de ellos ni siquiera acreditó el título de médico cirujano; otro más no acreditó el título de enfermería , todo ello generó un quebranto de 8 millones 933 mil pesos.

Además, señala la auditoría, se pagaron pólizas de seguros de bienes patrimoniales “sin acreditar las pólizas de los bienes asegurados por 7 millones 599 mil pesos”.

Además, se pagó, pero sin acreditar: asesorías para reingeniería administrativa, revisión de expedientes y adquisiciones y/o contrataciones; se enteró impuestos sobre la. Renta y cuotas a seguridad social de manera extemporánea; se pagó, sin acreditar el contrato, por revisión y equipamiento del Hospital de la Mujer Oaxaqueña, esto costó más de medio millón de pesos.

El quebranto significó irregularidades en 35% de la muestra auditada, por lo que la ASF concluyó desaseado manejo de recursos del gobierno de Oaxaca e insistió “no realizó una gestión eficiente y transparente, apegada a la normativa que regula el ejercicio”.

El área de salud ha sido la más golpeada por falta de recursos y la deficiente prestación de servicios a favor de los oaxaqueños y, ahora, la ASF detecta, por lo menos, manejo deficiente de recursos.