Celebra AMLO el primer año de la 4T

AFPAFP

En el Zócalo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que, aunque poco, la economía mexicana crece

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró este lunes el primer aniversario de su triunfo electoral asegurando que la economía de México se fortalece, pese al escepticismo de especialistas, y prometiendo mejoras en la seguridad del país. 

Ante miles de personas que coparon el Zócalo y aguantaron por momentos un aguacero, el izquierdista de 65 años hizo un balance de sus primeros siete meses de gobierno.

"Está en marcha una profunda transformación de la vida publica de México. Ya no se tolera ni se permite la corrupción desde la presidencia", clamó López Obrador.

El presidente ha hecho del combate a la corrupción uno de los ejes de su gobierno con el argumento de que ha implicado ahorros millonarios que han sido invertidos en sus programas sociales.

Por la mañana, en su conferencia diaria, aseguró que brindaría "datos" que demuestran que la economía mexicana se ha fortalecido, al contrario de lo que señalan especialistas que revisan continuamente a la baja las expectativas de crecimiento.

En el mitin sostuvo que la economía "está funcionando muy bien" como demuestra, según él, el hecho de que la inversión extranjera directa ha aumentado en su gobierno y de que "el peso es la moneda que más se ha fortalecido frente al dolar en el mundo".

"Estoy  convencido (...) de que nuestro México se convertirá en una potencia económica mundial y con dimensión social", proclamó en medio de vivas de sus seguidores.

Amistad con EU

López Obrador sostuvo por otro lado que su gobierno consiguió en días recientes evitar una crisis con Estados Unidos, el principal socio comercial de México, destino de más del 80% de sus exportaciones.

"Hemos establecido una relación de amistad, de respeto con el pueblo y el gobierno de Estados Unidos y este proceder nos ha permitido evitar la confrontación que no consideramos conveniente", dijo.

"Hace unos días superamos una profunda crisis económica y política mediante un acuerdo migratorio que nos obliga a ser más estrictos en la aplicación de la ley en la materia sin violar los derechos humanos", explicó.

Pese a que prometió una política de puertas abiertas en un primer momento, México ha multiplicado las deportaciones y los operativos para detener migrantes tras las tensiones con Estados Unidos, y ha destacado a la recién creada Guardia Nacional en la zona sur y en la frontera norte para contener el tráfico de indocumentados.

Promesa de pacificación

En cuanto a la seguridad, que junto con la economía son los temas que más preocupan a los mexicanos, López Obrador aseguró que con la Guardia Nacional, creada por iniciativa de su gobierno e integrada por miles de militares, pronto se verán resultados en la pacificación del país.

"Todavía se mantienen los mismos niveles de violencia que heredamos del antiguo régimen, aunque estoy seguro de que muy pronto tendremos más y mejores resultados", aseguró. 

México es sacudido por una ola de violencia ligada al narcotráfico. Desde diciembre de 2006, cuando se lanzó un operativo militar antidrogas, se han registrado más de 250 mil muertes violentas, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos están vinculados a la criminalidad.

López Obrador reiteró que "se terminó la guerra de exterminio contra la llamada delincuencia organizada", aseguró que la Guardia Nacional contribuirá a pacificar el país y enumeró los apoyos económicos para jóvenes a fin de que no sean presa fácil de redes criminales.