Mujeres, mayoría de aprendices en Oaxaca

El 9 de mayo Luisa María Alcalde visitó Oaxaca para realizar un primer balance del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Menores oportunidades de inserción laboral, orilla a las mujeres a tomar empleos precarios. Muestra de ello, es que la mayoría de las vacantes de Jóvenes Construyendo el Futuro ofertadas en Oaxaca, son ocupadas por el sector femenino.

De las 45 mil 440 ofertas de empleo en el estado del programa federal dirigida al sector entre 18 y 29 años de edad con corte al 28 de junio, en el 59.1 por ciento de los casos (16 mil 814) son mujeres las “aprendices” vinculadas en algún centro laboral por una paga de 3 mil pesos mensuales. En tanto, el 40.9 por ciento son hombres, es decir 11 mil 635.

El porcentaje de mujeres vinculadas a un trabajo a partir de este programa, es incluso mayor que el promedio nacional en donde el 57.7 por ciento son mujeres y 43.3 son hombres.

A las dificultades en la inserción laboral se suman los bajos salarios que perciben las mujeres en comparación con los hombres. De manera general, de la población económicamente activa,el 55.5 por ciento de las personas que reciben menos de un salario mínimo, son mujeres, mientras que el 44.5 por ciento son hombres.

La pirámide se invierte cuando se habla de percepciones que van de 1 a dos salarios mínimos, en donde el 61.6 por ciento son hombres y 38.4 son mujeres. Y se agranda en la población que gana de 2 a 5 salarios mínimos, en una proporción de 70.4 por ciento hombres y sólo 29.6 por ciento mujeres.

Las cifras revelan que la mayoría de las mujeres se ve obligada a aceptar empleos de baja remuneración debido a que no tiene otras opciones para solventar gastos.

La situación se complica sobre todo cuando se trata de mujeres con hijos e hijas debido a que la responsabilidad de su cuidado y alimentación es recargada en ellas por lo que disponen de menor tiempo para desarrollar actividades remuneradas.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a nivel nacional, el 26.3 por ciento de las mujeres que trabajan no tiene ningún hijo, el 22.9 por ciento tiene dos hijos, 18.5 por ciento tiene 3 y el 16.5 por ciento tiene sólo uno. El restante 16 por ciento se distribuye entre mujeres que tienen cuatro hijos o más.