Migdalia Ávila: magia y color

La luz primera

Con mucha emoción, tal vez con la sencillez que me caracteriza a través del diario más leído, NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca, de esta capital oaxaqueña, llamada por uno de los diarios de Estados Unidos, como “La Ciudad Encantadora”, me llegó un material impresionante de una genial artista plástica Migdalia Ávila, nacida en Caracas, capital de Venezuela, que hoy sufre los estragos políticos del rudo gobierno de Nicolás Maduro; ojalá pronto haya una buena solución para todos los hermanos venezolanos, Dios con todos ustedes.

Nunca esperé tener en mi página a una gran artista de la talla de Ávila y es sorprendente ver la belleza de sus obras; no tienen comparación con el arte de nuestros artistas plásticos oaxaqueños. Cada país latino es diferente, como diferentes son los artistas del mundo, más que nada los latinos.

Pero vayamos al grano para dar cabida al nacimiento de la artista Ávila, que tiene lugar en Caracas, donde realiza sus primeros estudios; tal vez a petición de sus padres se inscribe en la Universidad de Carabobo, recibiéndose como abogada, profesión que ejerció por un tiempo; desde la infancia ya le atraían las artes plásticas.

Un buen día se inscribe en la Escuela de Artes Plásticas “Arturo Michelena” del Gobierno de Carabobo. Comienza a destacar en 2015 con su obra “Divino Niño” en el Concurso de Pintura Universitaria Elsa Gramcko U.C., del departamento de artes visuales de Managua, Estado de Carabobo.

Al siguiente año vuelve a ser premiada en el mismo lugar con la obra “El Niño de la Cuchilla”, un acrílico en tela. En la segunda bienal de Arte Festival de Carabobo, obtiene el premio con su obra “Yo soy el Socorro de Valencia”.

Una variación de muestras colectivas e individuales han conformado la obra pictórica de la artista, quien ha obtenido maravillosos reconocimientos en su país natal, recorriendo las diferentes provincias que lo integran.

Creatividad y crítica

Migdalia Ávila está en la línea propuesta del arte plástico, lo ha logrado con gran sacrificio y con mucho estudio; se preocupa por el logro o la perfección de la silueta humana, del rostro de cada persona con características distintas, ya que el lado derecho de la cara no podrá nunca ser igual al izquierdo; las diferencias en la estética son de búsqueda constante con fijación objetiva.

El artista no puede permanecer inactivo en cuanto a observación se trata, porque de esta dependerá el éxito de su obra, de su creatividad que muestra a través de los objetos como el cuerpo humano o bien un paisaje donde delinea la montaña del color a distancia, del color cercano.

Porque la naturaleza es cambiante conforme corre la luz del día, así se va presentando para un observador no solo en cuanto a la plástica se refiere, sino a través del manejo del lente fotográfico, captando otros aspectos de importancia o extraños a lo propuesto.

En Ávila encontramos a una mujer completa triunfadora en su país con su arte expresivo; ahora es cuestión de trascender fronteras para cumplir con las diferentes opiniones extraídas a nivel mundial; el triunfo logrado en su natal Caracas debe establecer una enseñanza previa a los que han tomado la decisión sobre el arte plástico que cada vez es más creativo, lleno de colorido en la actualidad, cuya sociedad exige cada día más.

Agradezco a la artista latina el hacerme llegar su extraordinario trabajo plástico para mi sencilla columna. ¡Mil gracias!