Denuncian abusos de la CFE en Chiapas y Oaxaca

René AraujoRené Araujo

EN CHIAPAS EXISTEN 185 mil usuarios de 67 municipios que luchan por la condonación del pago de los recibos de luz.

En la explanada del derruido palacio municipal de Juchitán se llevó a cabo el primer Encuentro de Resistencia de los estados de Chiapas y Oaxaca, contra las altas tarifas y abusos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).


Abraham Pérez Sánchez, integrante del Movimiento de Pueblos Originarios en Resistencia de Chiapas, explicó que en ese estado existen 185 mil usuarios de 67 municipios que luchan por la condonación del pago de los recibos de luz.


La consignación consiste en entregar a un juzgado mixto del ramo civil en el estado el pago de 20 pesos, para luego recibir un documento que los respalda ante una represión de la CFE y de las notificaciones extrajudiciales.


“En Chiapas luchamos contra las altas tarifas e imposiciones de medidores. El proceso de lucha es por el establecimiento de una tarifa preferencial  de 20 pesos. Hace tres años comenzamos a entregar el dinero ante un juzgado. Hemos demostrado a la CFE que sí queremos pagar, pero de manera justa”, explicó Pérez Sánchez.


En Oaxaca, la organización Coalición Obrera, Campesina, Estudiantil del Istmo (COCEI) Movimiento de Liberación pide para la región del Istmo la cancelación de los adeudos de más de mil usuarios que están en paro de pago de la energía eléctrica tan sólo en Juchitán, tal y como sucedió en Tabasco; además de una tarifa preferencial.


“El borrón y cuenta nueva, y la tarifa preferencial en Tabasco, así como la cancelación de adeudos a ayuntamientos de Chiapas, nos sirve de pauta para encontrar soluciones a usuarios en resistencia y a autoridades municipales en Chiapas y Oaxaca”, afirmó Magaly Sánchez, una de las coordinadoras del evento e integrante de la organización.

 

LA RESISTENCIA A PAGAR ALTAS TARIFAS DE LA CFE EN CHIAPAS LLEGA A 40% DE USUARIOS


En las últimas tres décadas los movimientos sociales de resistencia al pago de las tarifas que aplica la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se han incrementado hasta alcanzar a 40 por ciento del total de los usuarios en Chiapas, entre ellos las autoridades municipales. La suma de los adeudos, al cierre de mayo pasado, rebasaba 780 millones de pesos.


En la década de 1990 comenzaron en Chiapas los movimientos sociales de resistencia al pago de las tarifas que aplica la CFE, con base en la contradicción de que la entidad es una de las principales generadoras de energía, y aun así los habitantes de las zonas donde se produce este recurso pagan por su uso costos que son considerados excesivos.


Las acciones de resistencia al pago se incrementaron al paso del tiempo, al grado de que para comienzos de 2009, 40 por ciento de los usuarios de energía eléctrica en la entidad, entre particulares y autoridades municipales, se mantienen en esta situación. La consecuencia son adeudos con la paraestatal de 781 mil millones 641 mil 697 pesos, sólo en las ciudades de Tuxtla, San Cristóbal y Tapachula, señala un informe de la división sureste de la CFE.
Protestas hasta la violencia


Los movimientos de protesta contra la paraestatal no se han reducido al no pago, y a las manifestaciones y mítines que cada mes se organizan en toda la entidad –el último fue el pasado fin de semana en tres municipios de la zona fronteriza: Comitán, Chicomuselo y Motozintla– se añaden hasta acciones violentas.


Por ejemplo, en enero de 2008 desconocidos quemaron las oficinas de la CFE en el municipio El Porvenir, ubicado en la región con mayor índice de marginación de la entidad. Ahí los inconformes dejaron leyendas como “ratas de 10000 patas”, “pueblo siempre”, “tarifas bajas o muertitos”.


En abril de ese mismo año la CFE presentó una demanda penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) por lo que consideró un “atentado” que afectó una subestación de la capital del estado y dejó sin energía a 40 por ciento de la ciudad. Extraoficialmente se calcula que la PGR ha recibido media centena de denuncias por acciones de ciudadanos cometidas contra la paraestatal.


Las comunidades que se mantienen en resistencia contra los cobros de la paraestatal tienen origen y militancia variadas. Hay desde grupos de ciudadanos independientes como la organización Dos Valles Valientes, ubicada en el municipio de Cintalapa, hasta simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). También se encuentran autoridades municipales.


El superintendente de la CFE en Chiapas, Joaquin Sumano Leyva, consideró en entrevista que “el factor principal que ha contribuido a la cultura del no pago son las organizaciones políticas o grupos que promocionan en las zonas indígenas, donde se encuentra el grueso de los morosos”.


En el reporte de mayo la CFE señala que 403 mil 820 usuarios tienen deudas con la paraestatal. Entre ellos se cuentan 117 de los 118 municipios que existen en la entidad. Por lo menos a 40 municipios la paraestatal ha suspendido el servicio de energía eléctrica en el alumbrado público y oficinas gubernamentales.


Durante las manifestaciones contra la paraestatal, los afectados han presentado pruebas evidentes de los cobros excesivos. Tal fue el caso de la indígena tzotzil Marcela Arias Pérez, originaria del municipio de Chenalhó y militante de la organización civil Las Abejas, quien en mayo pasado mostró el recibo que había llegado a su vivienda por 23 mil 241 pesos con 50 centavos.


Para enfrentar esta presión y cobrar los adeudos, la CFE –que administra en esta entidad cuatro centrales hidroeléctricas: La Angostura, Chicoasén, Malpaso y Peñitas– ha logrado acuerdos con las autoridades estatales para que paguen 50 por ciento de la deuda de los usuarios morosos que se acojan a los programas de regulación, y suspendan las acciones de resistencia.


Por ejemplo, el gobierno del estado desplegó en 1995 el programa Una luz amiga, que habría de beneficiar a los usuarios de tarifas domésticas según los consumos bimestrales por kilovatio-hora.


En 2003 el gobierno aplicó el programa Vida mejor con vigencia de tres años, donde aportó 60 millones de pesos del subsidio. Este programa se prorrogó hasta septiembre de 2008.


Al término de esta fecha la actual administración anunció la prolongación del subsidio a través del programa Luz solidaria, para el que anunció la inversión de 280 millones de pesos.


Para el superintendente de la CFE en Chiapas, Joaquin Sumano Leyva, “los programas establecidos por el gobierno del estado son positivos y son los que ayudan en gran escala a evitar el incremento del padrón de los deudores”.


Sin embargo, según análisis del Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria (Ciepac), “al principio un buen número de usuarios aceptaron entrar a estos programas, pero cuando vieron que era una tomada de pelo porque los recibos les seguían llegando con cantidades elevadas por el consumo, regresaron a la resistencia”.

 

SOLICITAN AUTORIDADES EDUCATIVAS QUE CFE REVISE INSTALACIONES ELÉCTRICAS DE SECUNDARIA DE SUCHIATE


Autoridades educativas informaron que han solicitado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realice verificación física a las instalaciones eléctricas de la Escuela Secundaria General José Vasconcelos Calderón del municipio de Suchiate, ya que se paga un promedio mensual de 40 mil pesos, cantidad muy alta en relación a los equipos y luminarias instalados.


Se explicó que hubo una protesta de padres de familia por el corte del suministro eléctrico, pero el centro educativo que se ubica en la cabecera municipal está al corriente en los pagos por consumo de energía eléctrica, ya que se tiene dentro del convenio de pago centralizado.
CFE notificó por ajuste un importe de 144 mil pesos, según ellos por consumo de energía lícita no facturado, por falla de medidor.

El funcionario de la Secretaría de Educación que pidió no ser revelada su identidad informó que se reunieron con personal de CFE en la oficina del Licenciado Leo Dan, y como resultado de este tema se llegó a varios acuerdos, entre ellos que se hiciera la reconexión del servicio que ya quedó en funciones.

ALTOS COBROS DE CFE Y DRENAJE AZOLVADO AFECTAN A COMERCIANTES DE LA PLAZA MADERO


Comerciantes de la “Plaza Madero” enfrentan bajas ventas, altos cobros por el consumo de energía eléctrica y contaminación por la red de drenaje que está azolvada.


Los baños permanecen cerrados la mayor parte del tiempo, ya que son administrados por el grupo de nueve personas que no alcanzó local en la Plaza Madero, pero que por lo mismo que no hay ventas están decepcionadas porque tampoco ganan con el alquiler de los sanitarios, según informó la encargada de uno de los locales, Nadia López.


Dijo que como esas personas no llegan tampoco encienden la bomba y dejan sin agua a los pocos locales que están en funcionamiento y los empleados tienen que andar consiguiendo agua en las palapas vecinas.
Cuando llegan algunos comensales se molestan porque no hay servicio de baños y optan por retirarse.


A ello hay que agregarle que el sistema de drenaje está azolvado y se rebalsa entre los locales y apesta, lo que también aleja a los visitantes.


Mencionó que los dueños de los locales ya ni se mantienen ahí, dejan a sus empleadas que se hagan cargo, ya que las nulas ventas los mantienen al borde de la quiebra, porque también enfrentan los altos cobros que hace la CFE, apenas tienen un enfriador y las facturan van desde 2 mil a 3 mil pesos mensuales, las luces no las encienden porque a las seis cierran.


Hicieron un llamado a las autoridades para que se busque la promoción de la plaza para buscar reactivar las ventas, porque de lo contrario llegará el momento que se cierren todos los locales, actualmente son apenas cinco los locales los que funcionan.

 

SECTOR HOTELERO IMPACTADO POR ALTOS COSTOS DE CFE, IMPUESTOS Y BAJA OCUPACIÓN


Sector hotelero de la región continúa impactado por los altos cobros de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), impuestos y baja ocupación, señaló Alejandro García Ruiz, integrante de la Asociación Mexicana de Hoteles.
Precisó que por cada 10 habitaciones ocupadas en diciembre del 2017, el año pasado apenas fueron entre 5 y 6, lo cual les afectó severamente.


El también integrante de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), calificó de trascendente el nuevo vuelo Guadalajara-Tapachula que vendrá a ser de gran beneficio para esta región, pero para lograrlo, dijo, hace falta mayor difusión en materia de turismo.


“Desafortunadamente se presentaron expectativas diferentes de las que todos nos habíamos generado y todo estuvo a la baja, en el 2017 hubo más afluencia que en diciembre del 2018 y eso hace que nuestras esperanzas y nuestras expectativas se queden en eso nada más”, dijo.


Quizá mucha gente prefiere cuidar su economía por todo lo que estamos viendo o por la escalada de precios, “nosotros como empresarios nos pegan los diversos incrementos que hacen que se eleven nuestros costos”, agregó.


García Ruiz dijo que se espera que las nuevas autoridades en sus tres niveles hagan la promoción de los lugares turísticos de esta zona para atraer visitantes nacionales y extranjeros.


Otros de factor negativo es que las personas se enteran de los constantes bloqueos que hay en Chiapas y piensan que lo mismo ocurre en Tapachula, por lo que dejan de venir, por lo que insistió que se de más divulgación de las bondades que hay en el Soconusco y se resalte que no hay conflictos sociales, para que se animen a venir.

#cfe#oaxaca#chiapas#Juchitán#encuentro