Censura arzobispo de Oaxaca la discriminación

El arzobispo, Pedro Vázquez, durante la lectura en la misa dominical

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos llamó ayer a los católicos a reconocer verdaderamente a Jesús como Dios hecho hombre, para poder mirar su rostro en cada uno de sus hermanos y así no humillarlos, ni despreciarlos.

“A todos los debemos tratar con amor, con delicadeza, con respeto, porque todos somos hermanos, todos somos iguales”, asentó.

En la homilía de la misa dominical celebrada en la catedral de la Asunción, el pastor religioso sostuvo que muchos hablan tantas cosas de Jesús, algunas en su lugar, algunos no, pero no lo aceptan como Dios hecho hombre, como la segunda persona de la santísima trinidad.

“Para muchos, Jesús no es Dios, un gran hombre, una persona defensora de derechos humanos, pero le quitan la divinidad. Y si le quitan la divinidad, no está hablando del verdadero Cristo”, anotó.

Por esto, demandó a reconocer la divinidad de Jesús como Dios hecho hombre para poder tener un encuentro vivo con él y una relación íntima como su discípulo.

“Cuando digan te reconozco como mi Dios, como mi salvador, podrá encontrar una respuesta en el Evangelio, pero viviéndolo completo, no solamente lo que le agrade y conviene”, asentó.

Pues –afirmó–, así podrán tomar su cruz cargada de sufrimiento, dolores y de tantas cosas, como verdadero discípulo y seguir a Jesús, pero desaprovechan la oportunidad porque viven en continua renegación y no renuncian al sacrificio.

“Como hombres de fe, ofrezcan su sufrimiento y su dolor al Señor, no desaprovechen la oportunidad de crecer en santidad, en gracia y en salvación”, añadió.

De esta manera, resaltó que los católicos podrán mirar el rostro de Jesús en cada persona y no causarán daño, ni humillarán, ni despreciarán a sus hermanos.

“Pues, a veces, solo queremos encontrarnos a don fulanito de tal y no a una persona humilde y sencilla, porque creemos que no alcanzan a ser hijos de Dios, ni merecen el mismo trato y respeto. No debemos decir que no está a nuestra altura, que no es de nuestra clase”, acotó.

Vázquez Villalobos dijo que los católicos vivirán así en paz y en felicidad, y sobre todo, podrán ir transformando a Oaxaca y el mundo.

“Sea un discípulo de Jesús y aprenda a mirarlo en cada uno de sus hermanos, aprenda a servir al señor en cada uno, sea quien sea”, finalizó.

Muere religiosa comprometida

La religiosa Gloria Sahagún, una misionera comprometida con las comunidades indígenas zapotecas de la Sierra Sur, murió el sábado pasado en esta ciudad.

La hermana Gloria, como era conocida, originaria de Jalisco, dejó un gran testimonio en la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, por su  acompañamiento en los procesos de evangelización principalmente en San Lorenzo Texmelucan.

Incluso, aprendió el zapoteco y se dedicó a enseñar esta lengua, a través de un método de lecto-escritura elaborado junto con pobladores.