Terminan 184 mil en escuelas derruidas

Infantes de la escuela Héroes del 5 de septiembre toman clases en calles de Juchitán

Al menos 184 mil estudiantes oaxaqueños concluirán el ciclo escolar 2018-2019 en escuelas afectadas por los sismo de septiembre de 2017 en condiciones inadecuadas, derruidas, en aulas habilitadas, recibiendo clases en patios, construcciones particulares, en edificaciones públicas habilitadas o, de plano, en las calles, de acuerdo a datos del portal Mapa de reconstrucción Escolar del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Las cifras corresponden a planteles educativos del estado de Oaxaca con daños graves, severos o moderados y sobre los cuales se desconoce el estatus de reconstrucción o están pendientes los trabajos.

El portal del IMCO reporta 28 escuelas con daños graves, afectando a 19 mil alumnos; ocho de los planteles con daño total están ubicados en Juchitán de Zaragoza, el municipio más afectado; dos en Oaxaca de Juárez, la misma suma en Espinal, Santo Domingo Tehuantepec y Salina Cruz. Entre ellas han recibido la suma de 32 millones 4947 mil 209 pesos de dos vías: Fonden reconstrucción y Escuelas al Cien.

“El desorden y desorganización de los gobiernos federal, estatal y municipal impiden conocer las condiciones en que se encuentran estos planteles afectados”, señaló a NOTICIAS Pablo Clark, investigador del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y responsable de alimentar la base de datos del Mapa de reconstrucción.

Al menos se han destinado 1 mil 787 millones 014 mil pesos a la reconstrucción de escuelas en el estado, de acuerdo a los reportes consultados por NOTICIAS.

Aulas temporales para evitar que alumnos sigan perdiendo tiempo de estudios

Ni siquiera los han reportado

Al cierre de 2018 el IMCO daba cuenta 194 centros educativos con daños parciales, sin embargo, no cuenta con registros que, a esa fecha, se recibieran algún tipo de asistencia pues señala como “pendiente” al estado de la reconstrucción de esos planteles; en esa situación estarían 35 mil 282 alumnos, al menos hasta el último mes del años pasado.

El portal indica que la estadística está actualizada al cierre del gobierno anterior; el especialista coincidió en que difícilmente se mejoraron la cifras o habrán rehabilitado escuelas dado que se debe realizar licitaciones, firmar contratos, asignar recursos, liberar financiamiento e iniciar obras en apenas 6 meses.

Con este, sería el segundo año en que miles de infantes oaxaqueños, alrededor de 14%, casi 1 de cada 6 estudiantes, concluyen su ciclo escolar en condiciones inadecuadas para estudiar luego de los sismos de 2017

El investigador del IMCO señaló que la descoordinación por parte de los gobiernos federal, estatal y municipal durante más de dos años ha entorpecido la reconstrucción de escuelas afectadas por los movimientos telúricos.

Dijo que dicha desorganización ha impedido contar con datos fidedignos sobre el número de escuelas dañadas, el tipo de afectaciones e estudiantes en condiciones complicadas para estudiar.

Las estadísticas señalan que 925 planteles en Oaxaca están reportados con daño total o parcialni siquiera han sido atendidos ni cuantificadas las afectaciones, las obras son reportadas “en curso” a dos años 3 meses de los sismos.

Reporte ciudadano, del gobierno, nada

El IMCO indica que el sitio Mapa de la Reconstrucción “está en constante actualización, con base en los datos proporcionados por autoridades educativas, iniciativa privada y organizaciones civiles” aunque aclara que“la veracidad de los datos es responsabilidad de cada autoridad u organización”.

Juchitán de Zaragoza fue es municipio más afectado con planteles con daño parcial, con 151 edificios y más de 36 mil alumnos afectados. En al menos 8 centros educativos los daños fueron graves, indican las estadísticas, en ningún caso han terminado los trabajos de rehabilitación;113 reportaron afectaciones severas a moderadas, de ellas, 65 ya tienen programados los labores de rehabilitación o están en curso, por lo que, en cifras conservadoras, 48 no han recibido la mínima atención ni programado su recuperación y 13 planteles muestran daños menores.

Uno de los planteles afortunados: la Escuela México reconstruida por el ejército mexicano

Por transparentar aplicación de recursos

El documento asegura que se busca incrementar la transparencia y rendición de cuentas alrededor de los esfuerzos de reconstrucción de escuelas después de los sismos de septiembre. “Buscamos que la herramienta ayude a organizaciones y autoridades a eficientar el uso de recursos y, a la par, sirva a las comunidades educativas para corroborar, exigir y contribuir a la reconstrucción de sus planteles”.

Sólo en los más recientes 30 días NOTICIAS, Voz e Imagen del Istmo ha dado cuenta de protestas, bloqueos, manifestaciones de padres de familia, estudiantes y maestros en diversas partes del Istmo de Tehuantepec con la exigencia de acelerar la reconstrucción, ser incluidos en programas de rehabilitación de escuelas, liberación de recursos o para que gobierno y constructoras concluyan trabajos de rehabilitación.

Con techo de láminas

A 21 meses de los sismos “las aulas tienen techo de lámina, carecen de ventanas y de ventilación cuando en el Istmo el termómetro llega a acercarse a 40 grados de temperatura.

NOTICIAS informó que entre el 23 y 25 de abril, el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) emitió 15 licitaciones para atender escuelas afectadas por los sismos. La convocatoria comprende 24 escuelas ubicadas en las regiones del Istmo, Sierra Norte, Cañada y Costa.

Están contemplados cinco jardines de niños, 11 primarias, siete telesecundarias y una universidad, las cuales presentan diferentes niveles de afectación.

Estos planteles educativos se ubican en 18 comunidades de 14 municipios de Oaxaca. Pero eso fue apenas hace dos meses.

El 12 de junio maestros y padres de familia de la Escuela Primaria "José Vasconcelos" amagaron a las autoridades estatales con realizar una serie de movilizaciones para que se aceleren los trabajos de reconstrucción del edificio afectado.

Clark aclaró que la descoordinación oficial ha impedido la formulación de estrategias para atender adecuadamente a la infraestructura educativa y, por lo menos, se ha brindado atención lenta a escuelas.

Atrasos: IOCIFED

En mayo, el director de obras del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed), Leopoldo Gilberto López López, reconoció que los trabajos iniciados entre 2017 y 2018 había atrasos en el 40 por ciento.

En la capital, padres y madres de la escuela secundaria técnica número 106 de la agencia de San Martín Mexicapan, del municipio de Oaxaca de Juárez, bloquearan por más de cuatro horas el acceso al Iocifed en abril pasado.

En la capital, a fines de la administración federal pasada, estaban reportadas al menos 18 escuelas con dañadas con más de 30 mil alumnos afectados; dos resultaron con daños graves; uno de ellos es un bachillerato de la UABJO con 968 estudiantes de educación media inscritos y cuyas instalaciones cuentan con 257 mil 403 pesos de apoyos del Fonden en obras que aún están en curso;25 planteles muestran afectaciones severas a moderadas y 129 reportaron afectaciones menores.

Protestas y bloqueos

A finales de mayo, pobladores de Santo Domingo Zanatepec causaron importante caos vial sobre la carretera 190, impidiendo el paso hacia Veracruz en protesta por la inactividad oficial para reconstruir escuelas de la zona.

Luego de tres días de bloqueos a la carretera transístmica, padres de familia de Santo Domingo Zanatepec exigían atención a escuelas afectadas, a año y medio de los sismos

Una semana después, en Salina Cruz, la comunidad de la secundaria Artículo 123 bloqueó un acceso carretero dado que las autoridades demolieron 8 aulas las que no fueron repuestas, por lo que estudiantes toman clases en condiciones inadecuadas; además, fueron informados que el plantel quedó fuera del programa de rehabilitación del Iocifed, con lo que perdieron esperanzas del mejoramiento de la infraestructura escolar.

Catastrófico, desaparecer al Inifed

Para el investigador Pablo Clark, del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) “es preocupante” la desaparición del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador dado que esa instancia era, de alguna manera, “la encargada de coordinar acciones de rehabilitación de planteles, aplicar y supervisar los estándares mínimos de calidad técnica en las obras que se realicen”.

Además mostró sus dudas en torno a entregar directamente a los padres los recursos para la reconstrucción y rehabilitación de planteles “un ejemplo lo tenemos con Escuelas de Calidad, los propios padres de familia demandan apoyo técnico y en obras dado que no son capaces ni cuentan con los conocimientos necesarios para la edificación de un plantel”, advirtió.

“Tenemos resultados mixtos, es requerimiento mínimo apoyarlos”, abundó. Tras la desaparición del Inifed no quedará claro quién se hará responsable de la aplicación de recursos, su uso adecuado y de que se cumplan los requerimientos técnicos mínimos de seguridad y calidad en las obras, lamentó.