Luce San Felipe Neri retablo restaurado

Entrega Inpac obra del siglo 18 a la Seculta

El retablo intervenido cuenta con 11 pinturas en óleo sobre lienzo.

El templo de San Felipe Neri luce un recién restaurado retablo. Hace unos días, un equipo del Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (Inpac) realizó la entrega formal de la obra que data del siglo 18, la cual fue recibida por el párroco Alejandro Rodríguez González.

El retablo intervenido cuenta con 11 pinturas en óleo sobre lienzo; de la predela, izquierda a derecha de San Francisco de Asís, San Bernabé, San Liborio, San Bruno. Pinturas ático, de izquierda a derecha, San Agustín, en el centro la Sagrada Familia, y a la derecha San Guillermo.

Pinturas del cuerpo, primera calle, de abajo hacia arriba, San Joaquín y la Virgen, San Juan Bautista. Tercera calle, Santa Ana y la Virgen, y San Juan Evangelista; las cuatro pinturas cuentan con la firma del reconocido pintor de la época, Juan de Páez.

De acuerdo con el director de Obras, Fernando Molina Herbert, los trabajos realizados fueron con técnica de manufactura, debido a que el retablo es de madera cortada tallada, ensamblada, dorada y policromada. Por otra parte, la restauradora encargada de la intervención, Liliana Esquivel, destacó que es un retablo constituido por zócalo, predela, cuerpo, ático en horizontal y tres calles en vertical.

“El zócalo presenta cuatro banquillos decorados con figuras fitomorfas; en la primera calle se representa un anagrama de Jesús en alto relieve y en la tercera calle se representa un anagrama de la Virgen María. La calle central, es una combinación de mesa de altar y relicario que arroja una imagen de bulto alusivo a un santo entierro”, apuntó Liliana Esquivel.

Además, describió que la predela de la primera calle cuenta con dos pinturas de caballete, divididas por un elemento fitomorfo en alto relieve, al igual que la tercera. La calle del cuerpo está dividida por columnas estípites, decoradas por detalle fitomorfas y antropomorfos -rostros de querubines-.

La calle uno y tres, cuentan cada una con dos pinturas de gran formato; mientras que la calle central cuenta con dos nichos en la que se presenta una escultura en cada una. El ático de medio punto, separado del cuerpo por una cornisa curvilínea, con elementos fitomorfos en la parte correspondiente a la continuidad de las columnas.

En las calles laterales del ático se ubican pinturas de formato ovalado, mientras que en la calle central, cuenta con una pintura de gran formato. Calle central, nicho principal, escultura de Santa Lucia, nicho inferior, escultura de Santa Cecilia. Esta restauración se encuentra en el muro oriente del crucero, al retablo principal del Templo de San Felipe Neri.

Esta obra fue entregada al párroco del Templo de San Felipe Neri, Alejandro Rodríguez González, por el director del Inpac, Amando Bohórquez Rodríguez; el cual expuso que estas acciones contribuyen a la promoción y desarrollo de acciones de conservación y protección de los bienes culturales, con la objetivo de fortalecer los lazos con la sociedad.