Pulmón metropolitano, bajo aguas negras

ACECHAN DIVERSAS ENFERMEDADES
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Las aguas negras son generadas en la zona habitacional de Xoxocotlán

El crecimiento de la mancha urbana, aunado a la mala planeación de las inmobiliarias en la construcción de servicios de drenaje, generaron un grave problema sanitario en inmediaciones del vivero del bosque El Tequio. Desde hace diez días, un área aproximada de 2 mil metros cuadrados se encuentra anegada por aguas negras.

Además de los malos olores, la preocupación de la base trabajadora, poco más de cien personas, es la diseminación de enfermedades por la presencia de aguas con coliformes y otros males como dengue, por la presencia de cacharros.

“El suelo se está afectando, esto ya es un foco de atención sanitaria tanto por la proliferación de moscos como porque a medida que se vaya secando, se va a provocar la diseminación de diferentes enfermedades desprendidas de bacterias coliformes que vienen de las materias orgánicas, es decir, de excretas”, señaló Emiliano Colmenares, trabajador de la Unidad de Conservación de Viveros de la Secretaría de Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa).

Grave riesgo

La lluvia que cayó el pasado miércoles 19 de junio saturó el drenaje y reventó parte de éste. Hasta este viernes, el agua estaba estancada en El Tequio, considerado uno de los pulmones más importantes de la zona metropolitana.

Personal de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO) tuvo que realizar acciones de drenado de agua, pero fue insuficiente, debido a que al menos en dos puntos se registra fuga de aguas negras.

El tanque de SAPAO de agua potable, está rodeado de aguas negras.  FOTO: Emilio Morales Pacheco

“SAPAO logró destapar una pequeña parte, cien metros de la puerta, pero más adelante ya no pudieron destapar”, agregó Jesús Marcial, también trabajador de la Sedapa.

Esta es la primera vez en que el problema alcanza esta magnitud, indicaron trabajadores, pues si bien en otras ocasiones se había registrado acumulación de agua y lodo, ésta era únicamente de agua de lluvia.

“Las inmobiliarias no pensaron a futuro y metieron tubos pequeños, ahora no se da abasto con las aguas negras de todos los fraccionamientos que construyeron. Es mucha la gente generando aguas negras, es lógico que esto iba a pasar”, añadió.

La urbanización continúa su ruta. Hace no más de dos años fueron construidos dos fraccionamientos cercanos a la universidad de La Salle. Son al menos unos 200 departamentos más.

Fétidos olores

El olor es apenas perceptible, pero a medida que avanza el día y el sol comienza a levantar los vapores del agua, no hay quien soporte el ambiente. El aire se vuelve irrespirable y más aún en donde hay sedimentos acumulados. Entre el lodo, salpicado con tonos verdosos, una veintena de gusanos quedaron muertos.  

Deportistas que transitan por la zona, se ven obligados a cortar el paso, tanto por la ofensa a su sentido del olfato, como por las lagunas y lodos fétidos.

Para evitar que el agua escurriera hacia el área de comedor, abrieron una zanja.  FOTO. Emilio Morales Pacheco

Debido a la afectación directa, trabajadores de la Sedapa enviaron escritos a la autoridad municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, para que busque mecanismos de solución a las inundaciones provocadas por la proliferación de fraccionamientos.

“Las autoridades de Xoxo deben de intervenir directamente porque es en su jurisdicción en donde están los fraccionamientos que vierten sus aguas negras. Hemos visto que se han acercado, han venido, pero no dado una solución”, expuso.

La problemática también involucraría a la autoridad de San Agustín de las Juntas, ya que la red de drenaje corre sobre el “camino cosechero” de San Agustín de las Juntas.

“Este ya no debe ser considerado un problema local, sino de salud pública, porque no sólo se está afectando a los trabajadores, sino también a quienes viven y se ejercitan en esta zona”, recalcó Jesús Marcial.

De la misma manera, solicitaron la intervención de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), instancia que aseveró no tener responsabilidad en el tema.