Millonario desvío de profes comisionados

Investigan ASF y FGR
ArchivoArchivo

Según especialistas, en México hay al menos 100 mil maestros que reciben salarios, pero no asisten a aulas; entre ellos, 6 mil 500 de Oaxaca.

En el sistema educativo estatal, 246 comisionados sindicales recibieron 55 millones 600 mil pesos entre 2015 y 2017, señala el estudio Impunidad en la nómina magisterial Uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), elaborado por la organización México Evalúa y el Instituto Tecnológico de Monterrey.

Además, subraya que la entidad tiene tres denuncias en la Fiscalía General de la Federación por parte de la Auditoría Superior de la Federación, por el desvío de 134 mil millones de pesos.

El documento también precisa que en el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE) 2013, se detectaron irregularidades equivalentes al 8.04 por ciento de la nómina educativa.

Apunta que en promedio el gasto en educación al año en Oaxaca asciende a 23 millones 673 mil pesos, lo que equivale al 9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad; de este total el 96 por ciento de los recursos provienen del gobierno federal, es decir 20 millones 5 mil pesos, y el restante 4 por ciento del gobierno del estado.

Agrega que estos recursos financian a 50 mil 870 profesores, personal administrativo y operativo; que atienden a 925 mil 669 alumnos; en 12 mil 268 escuelas de educación básica del sistema educativo federal.

Sin embargo, el estudio destaca que entre enero de 2015 y diciembre de 2018 se destinaron más de mil 66 millones de pesos para el pago indebido de 9 mil comisionados sindicales y que los estados de Chihuahua, Coahuila y Aguascalientes fueron los que registraron las irregularidades más graves en el uso de recursos.

Denuncia e identifica las irregularidades, que actualmente suman por lo menos 2 mil 529 millones de pesos anuales, con relación al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone).

Este fondo se creó para reducir el uso indebido de recursos, tras el uso irregular de 141 mil 654 millones de pesos de la nómina educativa federalizada entre 2008 y 2014. Actualmente, se encarga de financiar los salarios de siete de cada 10 trabajadores de educación básica y normal en el país.

Entre los hallazgos principales del informe se encuentran los siguientes: de 2008 a 2019, las 125 denuncias presentadas por irregularidades en el uso de los recursos educativos siguen en proceso de investigación.

Además actualmente aún no se han recuperado 3 de cada 10 pesos usados irregularmente a través de este fondo.

Las irregularidades observadas en el Fone es que los recursos se utilizaron para financiar incrementos salariales negociados con el sindicato y la Federación, los cuales no estaban focalizados hacia los estados con mayores necesidades educativas.

Por su parte, Chihuahua, Aguascalientes y Coahuila destinaron más de 100 millones de pesos provenientes del fondo, para pagos indebidos.