Neon Genesis Evangelion ya llegó a Netflix

Neon Genesis Evangelion siempre ha sido una de las series de anime más divisivas, especialmente en el que debería ser su público objetivo.

Antaño, en los foros que dominaban la red, no era difícil encontrarse con argumentos negativos de parte de todos aquellos fans de los mecha que miraban con desdén a la creación de Hideaki Anno.

Sí, los de Evangelion eran robots gigantes, pero no eran el tipo tradicional que despertaba las pasiones en el apasionado nicho del anime de mechas.

 

 

Más allá del componente biomecánico de su creación, que comenzó a emitirse en TV Tokyo en 1995, otros también cuestionaron a sus personajes, especialmente a Shinji Ikari, el protagonista de esta saga que no sigue el molde heroico ideal.

Sus llantos por el nulo afecto de su padre, su rechazo a tomar control de las acciones o su célibe relación con las bellas pilotos que lo rodeaban, generaban un amplio rechazo en línea, en una tendencia que se mantiene hasta el día de hoy.

Sin embargo, fuese como fuesen dichas aprehensiones, Evangelion nunca pasó inadvertida y la inventiva de su propuesta la elevó por sobre el resto, transformándola en una de las series de anime que brillan frente al resto.

El porqué debes verla

 

 

Neon Genesis Evangelion siempre ha sido uno de los mejores relatos en el anime, tanto por la originalidad latente en los aspectos judeocristianos que utiliza para decorar su historia, así como por los temas que aborda en relación a la depresión, alienación, responsabilidad, auto-estima, la problemática de las relaciones humanas e inclusive lo que implica ser un humano.

Sumen el alcance de toda la gran intriga que rodea a Nerv, el intrigante Seele y el acecho del inminente fin del mundo al centro de su historia y tienen los aspectos que dieron pie a que esta se instalase como una serie trascendental que igual para muchos salvó al género de los mecho a mediados de los noventas.