Sarkozy, a juicio por corrupción y tráfico de influencias

El ex mandatario intentó sobornar a un juez

El expresidente francés Nicolas Sarkozy será juzgado por corrupción por haber intentado influir en un juez, dictaminó este miércoles la justicia tras agotarse los últimos recursos, revelaron a los medios fuentes cercanas al caso.

El tribunal de casación rechazó ayer los últimos recursos de Sarkozy, su abogado Thierry Herzog y el alto magistrado Gilbert Azibert, por lo que los tres serán juzgados por "corrupción" y "tráfico de influencias".

Se trata de la primera vez desde que se fundó la V República francesa, en 1958, que un expresidente será juzgado por corrupción. Sarkozy se retiró de la política en 2016.

El expresidente está acusado de haber intentado en 2014, a través de su abogado Thierry Herzog, obtener informaciones del entonces alto magistrado Gilbert Azibert –en el marco del llamado caso Bettencourt– a cambio de nombrarle a un puesto prestigioso en Mónaco.

Sarkozy fue absuelto en 2013 del caso Bettencourt, que investigaba las presuntas donaciones de la rica heredera del grupo L'Oréal, Liliane Bettencourt, al UMP (Unión por un Movimiento Popular), el entonces partido del expresidente.