Estudiantes condicionan entrega de Universidad para el Bienestar de Zaachila

Erick DíazErick Díaz

Los inconformes se dijeron abiertos al diálogo

La Universidad para el Bienestar "Benito Juárez García" de la Villa de Zaachila, en poder del Consejo Estudiantil desde el pasado lunes, sólo abrirá sus puertas cuando el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y El Caribe (Cefral) destituya a su coordinador Rafael Pérez Pacheco, a quien acusan de hostigamiento y corrupción.

Acusaron que por ser cuñado de la expresidenta de la Villa de Zaachila, Maricela Martínez Coronel, Pérez Pacheco fue nombrado coordinador “pese a que ya existían denuncias de su falta de ética profesional como director del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Regional (CIIDIR) Unidad Oaxaca”, cargo que ostentó del 2012 al 2014.

A través de “amiguismo, nepotismo y el influyentismo”, Rafael Pérez contrató a “un cuerpo académico incondicional”, incluyendo a familiares del diputado local Horacio Sosa Villavicencio “como pago de favores”.

La denuncia dirigida al presidente consta de cuatro hojas e incluye los detalles de abuso de confianza en contra de un profesor de zapoteco y la realización de convenios “con fines personales” como el que se tiene con una planta que elabora aceite de higuerilla.

“En este proyecto nos obligan y condicionan a realizar acciones de jornaleros, durante el primer ciclo de siembra”, en tanto el cuerpo académico se encarga de ejecutar acciones de represión, hostigamiento, sanción y chantaje contra el alumnado.

Dispuestos a reabrir la Universidad

“Estamos dispuestos a abrir la escuela en el momento en que las autoridades competentes nos hagan llegar un documento oficial en donde sean removidos del cargo el coordinador Rafael Pérez”, así como de la auxiliar Carolina Romo Díaz y de los 16 profesores que integran el cuerpo académico, expresó Salvador Ramírez Ramírez.

Él, junto con su compañera estudiante Beatriz Tobilla Nuñez, acudieron a Michoacán a entregar a la coordinadora del Cefral que se encarga del programa de Universidades para el Bienestar Benito Juárez, Raquel Sosa Elizaga, una denuncia, acta de integración del consejo estudiantil y de otros hechos.

Su visita al Cefral les permitió que la comisión académica les expresaran que no habrá represión en contra de ninguna de las personas que desde la mañana del pasado lunes mantienen cerrada la Universidad que antes del proyecto de cien universidades que implementó el presidente se conocía como de Agronomía y Agricultura.