Piden rescatar ríos Salado y Atoyac

Giovanna MartínezGiovanna Martínez

Através de tres exhortos el Congreso estatal requirió a autoridades federales, estatales y municipales a rescatar los ríos Atoyac y Salado, a fin de evitar su contaminación por las descargas de las plantas tratadoras de aguas residuales de los municipios conurbados.

En sesión extraordinaria el pleno de los legisladores aprobaron un primer exhorto a las autoridades municipales de San Francisco Telixtlahuaca, San Pablo Huitzo, San Pablo Suchilquitongo, San Juan del Estado, Magdalena Apasco, Villa de Etla, Nazareno Etla, Soledad Etla, San Felipe Tejalapam, San Lorenzo Cacaotepec, Santa María Atzompa, San Jacinto Amilpas, Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán, San Agustín de las Juntas, Ánimas Trujano, San Bartolo Coyotepec, Villa de Zaachila, Ciénega de Zimatlán, San Andrés Huayapam, San Antonio de la Cal y Santa Lucía del Camino.

Así como a los titulares de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Comisión Nacional del Agua y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, para que en el ámbito de sus competencias, facultades y atribuciones supervisen, apliquen los programas correspondientes, sancionen, en su caso, y en lo inmediato, implementen un plan de rescate para combatir la contaminación de los ríos Atoyac y Salado, a fin de resolver la problemática que se vive por la constante contaminación por las descargas de aguas residuales que afectan la pureza del agua de los ríos.

Claves para Oaxaca

En el dictamen se señala que los ríos Atoyac y Salado fueron los principales cuerpos de agua superficiales de los Valles Centrales y como tal, los soportes fundamentales de la vida de la población; gracias a estos cuerpos de agua fue posible el asentamiento y desarrollo de las civilizaciones zapoteca y mixteca, así como se convirtió en la fuente de agua en la época colonial; de ahí la gran importancia de tomar acciones para poder iniciar con el rescate de estos ríos.

Subraya que el Río Atoyac es considerado ya uno de los casos más emblemáticos a nivel nacional por sus altos grados de contaminación; cabe destacar también que le corresponde a las autoridades federales y municipales vigilar el cumplimiento de las normas ambientales, además de sancionar a aquellas personas físicas o morales que no cumplan con las normas oficiales mexicanas que enmarcan esta labor.

También se aprobó un dictamen por el que se exhorta al titular del Poder Ejecutivo para que a través de la Secretaría de Finanzas y la Comisión Estatal del Agua gestione, establezca y privilegie un mayor porcentaje de los recursos para obras de infraestructura en materia de agua y saneamiento, particularmente para aquellos municipios que son atravesados por ríos o que contengan presas, lagos, manantiales o cualquier otro cuerpo hídrico susceptible de ser explotado o contaminado.

Liberar recursos

El dictamen establece que el Plan Estatal de Desarrollo determina al gobernador Alejandro Murat facultades expresas para planear, gestionar, establecer los destinos y presupuestar un mayor número de recursos públicos para obras de infraestructura en materia de agua y saneamiento, para que estas sean tomadas en cuenta por la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado y priorizar dichas obras en los municipios que así lo requieran para la explotación racional del agua y especialmente para el saneamiento de sus ríos, presas, lagos, manantiales o cualquier cuerpo hídrico que se encuentre en riesgo de ser contaminado o en su defecto requieran una urgente atención, como son los ríos Atoyac, Salado y Los Perros por citar los casos más conocidos de contaminación y toxicidad para el ser humano.

Así mismo los diputado aprobaron un exhorto más al gobernador del estado para que a través de la Comisión Estatal del Agua, los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado, en coordinación con los ayuntamientos del estado y el director del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua, implementen las medidas necesarias para mantener y ampliar los servicios e instalaciones de agua y drenaje, así como de las plantas tratadoras para su saneamiento.