Edil de San Blas ordena cerrar la Transístmica

Presume el FUCO su capacidad no solo para bloquear el Istmo, sino toda la entidad

JUCHITÁN, Oaxaca.- Militantes del Frente Unico de Comunidades Oaxaqueñas (FUCO), cuyo dirigente es el actual presidente municipal de San Blas Atempa, el morenista Antonino Morales, cerraron ayer la carretera Transístmica -a la altura de la Universidad IMECA-, para demandar que cese “la persecución y acoso político” de parte del gobierno del estado hacia el líder.

Raciel Cabrera, esposo de Vilma Martínez -presidenta municipal de Tehuantepec, de donde Cabrera funge como Secretario Técnico del Ayuntamiento-, y que además ocupa la cartera como vocero estatal de FUCO, dijo que este cierre fue “simbólico”, ya que su dirigente es víctima de un “linchamiento mediático y político”, ya que el proceso jurídico al que está sujeto no tiene sustento.

Alegó que la acusación en contra de Morales Toledo es de origen agrario y que los comisariados han desconocido los documentos probatorios de la contraparte que lo acusa, por lo que consideran que la base de la acusación se sustenta en un documento falso.

Aún así, denunció el vocero, el ministerio público “sigue insistiendo en que tiene más pruebas, más elementos, para sujetarlo a proceso”, pero en el fondo la acusación es un “pretexto” para acosar a su dirigente.

Agregó que el propósito último del proceso en contra del edil morenista de San Blas Atempa y ex diputado federal por el PRD, es inhabilitarlo como presidente municipal.

Amenaza oficial

El vocero del FUCO presumió la capacidad de su organización de realizar más bloqueos y paralizar no sólo el Istmo, sino todo el estado, pero dijo que su intención no es perjudicar a la ciudadanía; “no es nuestro modo de operar como organización política”.

Raciel Cabrera dijo que mientras hay cientos de casos de crímenes de alto impacto que siguen impunes en donde la Fiscalía “ha sido apática, no hay investigación, no hay avances en los procesos y por qué en este caso sí le dan celeridad, por qué siguen insistiendo en buscar más elementos cuando no los hay”.

Despojo, el delito

De su lado, el Vicefiscal Regional de Justicia en el Istmo, José Matus, informó que la acusación en contra del lider de FUCO es por el delito de despojo, realizado por un particular y que no es un invento de la Fiscalía.

Agregó que no es un delito grave que no amerita cárcel inmediata, por lo que se puede llegar a una conciliación con las partes, que no se ha logrado, pero se puede llegar a una conciliación durante su comparecencia de este martes.

El Vicefiscal opinó que los seguidores tienen todo el derecho de manifestarse, incluso afuera de los juzgados, pero no con cierres carreteros que afectan a la sociedad.

Antonino Morales Toledo está acusado de realizar una práctica a la que acuden con frecuencia las organizaciones políticas en la región, que es la invasión de terrenos para fraccionarlos y repartirlos para vivienda; aunque existen varios casos de invasiones orquestados por el actual edil, sólo un particular lo ha denunciado.