Erradican la presencia de pasto invasor en el Cañón del Sumidero

Carlos Díaz VázquezCarlos Díaz Vázquez

Ha representado un reto para la conservación de esa área natural protegida, destacó personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

El pasto Jaragua (Hyparrhenia rufa) es una especies de planta exótica que ha comenzado invadir una parte del Parque Nacional Cañón del Sumidero y a la fecha dicha situación  ha representado un reto para la conservacioń de esa área natural protegida, destacó personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.


Para evitar que esa especie invasora se extienda a una parte más amplia del parque, la dependencia en coordinacioń con especialistas comenzaron a intervenir una amplia extensión que comprende  el interior de la zona ribereña del Río Grijalva.


La invasión de este tipo de pasto, explicaron, se ha visto favorecido por el continuo proceso en el cambio de uso de suelo; al  reemplazar la cobertura forestal se convierte en un  elemento principal durante el estiaje  para la generación de incendios  pues tiene una alta tasa de reproducción y dispersión.


“Llega a  representar un elemento de modificación del paisaje original del Parque, por lo que es un tema  de atención prioritaria. La invasión al ecosistema original  pone en riesgo la biodiversidad del sitio” mencionaron.


Con los trabajos coordinados que se realiza con la Comisión Nacional para conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO) y el  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se ha logrado la erradicación de este pasto en una superficie de 10 hectáreas.


“Eso ha permitido la restauración del paisaje en la superficie intervenida que comprende  la margen izquierda del Río Grijalva, desde la zona de embarcaderos hacia la presa Manuel Moreno Torres” indicaron.


Este logro, representa para la Conanp una oportunidad dentro de los objetivos de conservación y manejo en el Parque Nacional Cañón del Sumidero, ya que tras esa labor fue posible la reforestación con 8 mil 300 plantas de especies nativas forestales.


“Se implementó además, trabajos  de conservación de suelos y control de formación de cárcavas,  para evitar la pérdida de suelo y el aumento de sedimentos en el Río Grijalva” añadieron.


Pidieron la colaboración de la sociedad para  mantener las condiciones que se ha logrado hasta la fecha en ese sitio,  “es importante evitar realizar actividades que deterioran los ecosistemas presentes en el ANP,  pues ello se traducirá en servicios ambientales que benefician no solo a la biodiversidad sino a toda la población en general” concluyeron.

#sumidero#ambiental