El Museo Nacional de Ciencias Naturales ya se puede visitar en realidad aumentada

El Museo Nacional de Ciencias Naturales ha presentado hoy en Madrid un videojuego de realidad aumentada denominado Enigma Ciencia. Dirigido a niños a partir de 8 años, el programa ha sido desarrollado por PadaOne Games, una empresa de transferencia del conocimiento universitario fundada por profesores de la Universidad Complutense de Madrid.

Esta herramienta de realidad aumentada, donde la imagen virtual se integra con la imagen real, fue elaborado durante tres años por un equipo de diez personas. Su duración es de una hora y está dividida en dos partes: la primera es de 15 minutos y se puede conseguir de manera gratuita, y la segunda, de 45 minutos, se debe adquirir por 1,99 euros. Enigma Ciencia consiste en una yincana que se puede seguir con el teléfono móvil o con una tableta y con la que los visitantes descubren de una manera más interactiva algunos datos curiosos sobre el contenido del museo, conociendo las características más sorprendentes de los dinosaurios, por ejemplo.

Además, también pueden responder a pequeñas preguntas sobre las piezas que están expuestas  y jugar con algunos pasatiempos, encontrando las tres diferencias o completando puzles. Todo ello, con imágenes en 3D y escenas en 360º que trasladan al usuario a la época de la prehistoria.

A la presentación del videojuego, que se ha celebrado en el mismo museo, han asistido Santiago Merino, director del organismo, así como algunos de los creadores del mismo. Además, los alumnos de sexto de Primaria del colegio Ramiro de Maeztu han podido probar el juego y convertirse en paleontólogos por un día, algo que les ha parecido "divertido y diferente".

Según Irene Camps, una de las creadoras del videojuego, “actualmente los niños están como locos por utilizar la tecnología, y este es un elemento que les motiva a profundizar en el contenido del museo”.

Esta apuesta del Museo Nacional de Ciencias Naturales por la tecnología entra dentro de un plan de modernización del mismo, ya que según ha explicado Santiago Merino, “intentamos incorporar las nuevas tecnologías a nuestra visita, ya que este es un museo muy antiguo con más de 200 años de historia y se puede quedar obsoleto, por eso queremos apostar por un museo del siglo XXI”.

Este museo no es el único que ya complementa la visita con un videojuego de realidad aumentada elaborado por PadaOne Games. “Tuvimos la suerte de trabajar con el Museo Lázaro Galdiano, donde se puede encontrar otro juego de realidad aumentada que está funcionando bastante bien”, asegura Camps.