Becas del Fonca: la polémica

En el 2016, Jesusa Rodríguez vino a Oaxaca; afuera del IAGO se tomó esta fotografía, antes de presentar su montaje Ofrenda 4, en el Centro de las Artes de San Agustín.

Hace unos días, la senadora Jesusa Rodríguez, también actriz de cabaret, declaró que ya es tiempo de que desaparezcan las becas que otorga el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), ya que considera que representan un gasto para el erario y que al no tenerlas, los artistas podrían expresarse libremente. “Lo he dicho siempre y lo voy a seguir diciendo, no estoy de acuerdo con el arte subsidiado”, expresó durante su intervención en el 11 Encuentro del Instituto Hemisférico de Performance y Política (Hemi), de la Universidad de Nueva York, realizado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Las reacciones no se han hecho esperar y primero, a través de su cuenta de Facebook, el etnomusicólogo y director de Pasatono Orquesta Mexicana (POM), Rubén Luengas, escribió: "Estimada Jesusa Rodríguez sólo queremos decirte que estamos en desacuerdo con tus declaraciones sobre el Fonca. Pudimos Hacer la música de tu obra "Ofrenda 4" (co-autoría musical de Rubén Luengas) gracias al Fonca y llevar a la orquesta POM, también con ese apoyo".

El también músico y compositor le recordó que ha costado mucho tiempo y batallas abrir los espacios y apoyos para las lenguas y música indígena y tradicional: "Para la música indígena que llega a poder tener apoyos del Fonca, no se trata de privilegios, son apoyos necesarios que nos han ayudado incluyendo a "Ofrenda 4" a poder crear, mostrar y compartir el arte que hacemos muchos, por supuesto también, el de creadores de los pueblos originarios".

Y lanzó un llamado: "Ahora estás en un lugar de mucha responsabilidad donde tu palabra debe ser cuidadosa de lo que dice, porque como se dice en los pueblos; la palabra puede ser florida o puede ser como un cuchillo que lastima".

Steve Brown se pronuncia en favor de los artistas

Steven Allan Brown, músico, compositor y miembro fundador del grupo avant garde, post-punk, Tuxedomoon, de Nine Rain y Cinema Domingo, con 25 años avecindado en Oaxaca, redactó una carta dirigida a la senadora Jesusa Rodríguez, en la que le expresa que si bien es seguidor de su trabajo artístico, el cual considera revolucionario, además admira su inspirador activismo social, pero ahora no cree que lo considere como fan destacado, tras sus letras.

"En lo referente a tus declaraciones sobre los apoyos y becas que otorga el gobierno federal a través del Fonca, estoy de acuerdo contigo, estos deberían desaparecer. Considero que es momento de que los artistas, quienes hacen una labor indispensable para el desarrollo de cualquier país, sean tratados con dignidad y no forzarlos a mendigar migajas a través de un concurso cada uno, dos o tres años para recibir un apoyo, que, a lo mucho, llega a 30 mil pesos mensuales (no podemos ni comparar esto con sueldos de 90 a 105 mil pesos, e incluso más), continúo de acuerdo contigo, esto provoca una actitud servil, es decir, el artista limita su libertad creadora (me refiero al concurso). Pero, no estoy de acuerdo contigo al decir que estás en contra del arte subsidiado, porque para ello debe existir una población educada en valores humanos, con capacidad de apreciación y consumo del arte".

El músico lamentó que México no haya alcanzado este desarrollo: "Ojalá y el nuevo gobierno logre una verdadera reforma educativa que lleve a este futuro en un tiempo corto, pero en tanto, es una obligación del gobierno garantizar la actividad artística y la creación de estos públicos en el país, no así de la iniciativa privada, que su obligación es pagar impuestos para que el gobierno cumpla con su razón de ser".

Apoyos sí, migajas no

Steven Browns le recordó que muchos de los artistas en México viven en algún rango de pobreza, porque no todo es blanco y negro, hay diferentes niveles de pobreza y todos lastiman de igual manera al país.

Y retomando que no todo es blanco y negro, le hace referencia a otra de sus declaraciones: “Me parece vergonzoso que la gente se haya repartido esas becas porque son artistas excelentes. Pues sigan siendo excelentes, pero váyanse a la iniciativa privada, dejen de vivir del presupuesto, eso es todo, qué tiene eso de malo”.

El líder de Ensamble Kafka le escribió: "Conozco a algunos compañeros creadores y me incluyo, que tuvimos acceso a algunos apoyos del gobierno, y te juro que no vivimos precisamente con privilegios, más que, los que la vida en el arte te ofrece".

Hizo alusión a sus giras con los músicos mixes, con quienes viajó a Italia y Rusia para presentar el proyecto Re-Mixes con el cual se llevaron los aplausos del público europeo y pusieron en alto el nombre de Oaxaca.

También le recordó que gracias a una de esas becas que quiere que desaparezcan, pudo presentar una docena de conciertos con su agrupación NineRain en todo el país y varios puntos de Europa. Además, presentó también el clásico del cine mundial, Que Viva México, de Sergei Eisenstein.

"Estos dos proyectos fueron realizados con recurso otorgado por el estado. No creo que la iniciativa privada tuviera la intención de patrocinar esto y tampoco veo por qué los artistas deban tener un logotipo comercial, a manera de publicidad barata en su espalda para realizar proyectos, cuando existe una instancia gubernamental que debe respaldarles".

Steven Brown le expresa su apoyo y su respaldo en cuanto a que las debas deberían desaparecer: "No es digno para los artistas limosnear “dinerito”, cuando es obligación del Estado promover el arte y la creación del patrimonio intangible de un país; se debería designar apoyos mensuales a artistas que garanticen su trabajo y no bajo concurso".

El compositor llama a Jesusa Rodríguez a realizar una propuesta: "Me da una pena tremenda contigo, pero no puedes solo levantar el dedo y señalar para quitar algo que a tu criterio y experiencia no sirve (habría que preguntar a los cientos o miles de creadores que sí han tenido buenos resultados de esto); para ello, se debe tener algo mejor que ofrecer, porque tu idea de ir a buscar ayuda de la iniciativa privada no es válida y no merece siquiera volver a comentarse, es vergonzoso haber dicho esto".

Las artes escénicas necesitan ser subsidiadas

El bailarín, coreógrafo y director de artes escénicas, Rolando Beattie, declaró que las artes escénicas no son autosubsidiables, pero aceptó que es un asunto que se debe analizar desde muchas aristas, porque las artes escénicas en este país han necesitado ser subsidiadas, porque no son un asunto comercial.

"Lo de Jesusa es un desatino, una insensatez, habría que preguntarle a cada uno de los artistas que ha tenido un apoyo, si ha cambiado su vida; yo puedo decir que los apoyos del Fonca me han pertmitido construir y ofrecer un trabajo bien sustentado, a muchos espectadores, que no lo hubiera hecho de esa manera si no hubiera tenido ese respaldo económico".

Un asomo a su relación con Oaxaca

Como activista de la defensa del maíz nativo, Jesusa Rodríguez presentó en Oaxaca su montaje Ofrenda 4, en el mes de septiembre de 2016; ahí tuvo ella el apoyo del maestro Francisco Toledo y de varios creadores oaxaqueños.

El artista vivo más importante del país comentó que si bien él tuvo la beca de Creador Emérito (del Fonca) por varios años, ese dinero lo invirtió en libros para la biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y para becas de estudiantes.

"El año pasado decidí que no quería seguir administrando ese dinero que no era mío; renuncié a la beca y ahora está en manos del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) para tres nuevas convocatorias de los Premios CaSa: Creación literaria en lenguas indígenas (mixe, huave y triqui)".

El artista Francisco Toledo consideró hace un par de días que quizá se adelantó un poco a Jesusa Rodríguez: "Sí, creo que hay artistas que tienen su vida arreglada económicamente y que este dinero no les hace falta; si no se les quitan las becas, por lo menos que la distribuyan entre estudiantes que más necesitan".

Y se preguntó: "¿Qué tanto los senadores necesitan el dinero que ganan? Jesusa dice que hay que pensar en los demás. ¿Por qué no piensa ella también en regalar la mitad de su sueldo o una parte de éste?"

Asimismo, se mencionó que hay académicos, miembros de El Colegio Nacional que no se sabe cuánto ganan, pero algunos de ellos ganan más que un senador y que el Presidente de México. "Se debería de hacer pública la información de cuánto reciben al mes; que ellos también sacrifiquen parte de ese dinero. Los sueldos tienen que ajustarse: si ya no habrá becas, que tanto diputados, senadores y académicos tengan medio sueldo".