Esclavizan a oaxaqueños en Baja California

Casuchas construidas con materiales endebles "cobijan" a los jornaleros oaxaqueños

Al menos 45 jornaleros migrantes originarios de Oaxaca viven en condiciones de esclavización en Rancho Constitución, ubicado en Baja California. Las personas se encuentran hacinadas en insalubres cuartos de lámina, con una paga mínima y sin seguridad social.

Vía telefónica los denunciantes señalaron que con engaños fueron trasladados de San Quintín hacia Ciudad Constitución en donde actualmente están trabajando por cuatro pesos la recolección por bote, la mitad de lo que en promedio se gana por estas actividades agrícolas.

El temor

Debido a las condiciones infrahumanas solicitaron a la parte patronal mejorar la paga, pero además de la negativa recibieron amenazas e insultos. “Nos dijeron que fuéramos a quejarnos, pero no nos animamos porque los patrones tienen dinero y tienen comprada a la autoridad, no nos van a hacer caso. Estos ranchos no tienen ni condiciones ni seguro, entonces no nos van a hacer caso y nos arriesgamos a que nos maten”, indicó en el anonimato una de las personas afectadas.

Las fotografías enviadas como prueba de su acusación, muestran las condiciones ínfimas en las que viven en galeras con colchones viejos, en algunos casos empotrados sobre cajas de plásticos sólo para no estar a ras de piso. En otros casos las habitaciones sólo son carpas y paredes armadas de huacales de madera y recubierta por plástico. Los sanitarios son baños portátiles carentes de toda higiene.

Demandan ingerencia del gobierno de Oaxaca

Las personas afectadas hicieron un llamado a las autoridades en Oaxaca para que intervengan y puedan regresar a San Quintín, ya que debido a la falta de recursos no pueden pagar el traslado.

“Hacemos el llamado para que nos echen la mano. El patrón nos dijo que, si no nos gusta que nos vayamos a la chingada, entonces que nos pague el pasaje de vuelta de donde nos trajo y no pasa nada”, añadió.

En distintos foros, la titular del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante, Aida Ruiz García, advirtió que mujeres, hombres y hasta niños y niñas que viajan a los campos de cultivo como jornaleros se encuentran en riesgo constante debido a que ahora las empresas están reclutando sin la supervisión de las autoridades debido a la desaparición del programa Jornaleros Agrícolas.

Cada año, en promedio 2 mil jornaleros agrícolas de origen oaxaqueño viajan al norte del país a los campos de cultivo. Con los recortes realizados por el gobierno federal, ya no cuentan con recursos para para su traslado ni para enfrentar los primeros días de trabajo en tanto llega la primera paga.