Alargan plazo para impugnar elecciones indígenas

TEPJF eliminó fines de semana y días festivos
ArchivoArchivo

La ex presidenta de la Sala Superior, Janine Otálora Malassis comentó que esta sentencia del TEPJF privilegia el derecho de los indígenas, que es un sector vulnerable

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) amplió el plazo para impugnar las elecciones de sistemas normativos indígenas; a partir del caso del municipio oaxaqueño de San Juan Bautista Atatlahuca, en el cual no se ha podido resolver el conflicto postelectoral que inició hace 6 años.

A través del proceso número SUP-CDC-1/2019 promovido por la Sala Xalapa del mismo Tribunal; resolvió que en los juicios que se prumuevan sobre este tipo de elecciones, se descontarán de los plazos legales los días sábado, domingo y los festivos.

“Es una oportunidad para una política judicial de armonización propia de la emisión de jurisprudencia, además que resulta un asunto apto para abonar a la jurisprudencia sobre la forma en la que se tratan los asuntos relacionados con las comunidades indígenas”, expresó el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, ponente en este asunto.

Este magistrado aclaró que la eliminación de los fines de semana y los días festivos a los plazos legales, da mayor oportunidad a los habitantes de comunidades indígenas interponer sus recursos ante los tribunales electorales, y de esta forma, acceder a la justicia.

“Se debe adoptar la interpretación que maximice el acceso a la justicia y, al mismo tiempo, que proteja otros principios como el de certeza”, dijo.

“Descontar los sábados, domingos y días inhábiles del cómputo de los plazos se justifica, ya que las dificultades y obstáculos que enfrentan las comunidades indígenas para hacer valer sus derechos al momento de acceder a la jurisdicción, van más allá de la disposición que tengan estas autoridades para analizar sus diferencias estructurales”, agregó.

La discusión de este caso se extendió durante más de dos horas entre los magistrados de la Sala Superior, tres de los siete integrantes de este órgano manifestaron su oposición a esta concesión para los pueblos indígenas.

Reprochan reglas especiales

Uno de ellos, el magistrado José Luis Vargas Valdés argumentó que la decisión de aplicar un plazo especial para las elecciones indígenas corresponde a los legisladores federales o a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Incluso, reprochó que se diseñen reglas especiales para los sistemas normativos indígenas que, estimó, representan alrededor del 25 por ciento de la población.

Por el contrario, la ex presidenta de la Sala Superior, Janine Otálora Malassis comentó que esta sentencia privilegia el derecho de los indígenas, que es un sector vulnerable.

El magistrado Indalfer Infante estimó que las elecciones indígenas no deben estar sujetas a los mismos plazos definidos en el sistema electoral diseñado para los partidos políticos.