Las múltiples facetas de Yari Montes

El nacimiento

Yari Montes nació en el "París chiquito"; así le llaman a Tlaxiaco de la Mixteca alta de Oaxaca. Aquí la envuelve la naturaleza, la arrulla el canto de los pájaros que la hacen crecer físicamente, hasta la conciencia cuando decide el camino de su formación en la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM), ubicada en Huajuapan de León, donde cursa la carrera de Ingeniería en Diseño; ahí la contrata una empresa editorial en Guadalajara, Jalisco, donde, en la Universidad de Medios Audiovisuales, refuerza sus conocimientos en diseño gráfico.

No conforme con su estadía en ese lugar, regresa a esta ciudad para ingresar a la instrucción en Artes Plásticas en la Facultad de Bellas Artes dependiente de la UABJO, conociendo a su mentor, el artista Armando R. Freger, incorporándose a la casa de estudios Ishuakara en esta capital, donde labora como docente.

De igual manera imparte sus conocimientos para el Centro de Artes de San Agustín, Etla, y en distintas instituciones. También continúa su actividad para la realización de su creatividad en escultura, pintura, grabado, joyería y cerámica.

La creatividad

En su taller como ceramista tiene como temas principales el cuerpo y el poder de las emociones; su inquietud en la plástica, grabado y escultura la han motivado a contar con más de 35 exposiciones individuales y colectivas, en diversas partes de la República y parte del extranjero.

Dentro de sus actividades artísticas también ha colaborado en murales tanto para Huajuapan como para Oaxaca; también tenemos su participación en los tapetes de arena, donde deja volar su talento e imaginación, con figuras no religiosas sino de índole distinta porque ella es única en su creatividad, quizá remontándose a los frescos o grabados rupestres, o bien, lo que el ojo humano recrea.

Pues en nuestra época ya no es oculta la síntesis del cuerpo humano, como sucedió en el siglo pasado; hoy, el arte se muestra muy diferente en todos sus aspectos.

Yari Montes nos ha mostrado cómo se hace una portada de un libro; es otra cualidad que impresiona al interesado en el arte variado que ella misma conoce e imparte la cátedra a los alumnos.

La artista no tiene descanso, porque se interesa en llevar cursos de diferentes conocimientos con la finalidad de ampliar las técnicas en el entramado y granulado en plata, curso impartido por Damián Pineda en el CaSa.

La crítica

Muy aparte de la pintura, escultura, grabado y cerámica, esta última tiene una verdadera importancia, ya que la artista lleva en sus manos el barro, para darle la forma que ella misma cree conveniente en su motivación, donde trata de alcanzar la realidad interior y exterior, y hallar formas acordes con la vida.

Esta es la divergencia entre el pensar y el sentir, la misma que se va ensanchando a lo largo de todo el siglo, de este mismo viviente. Porque el tránsito de la artesanía a la producción industrial, resulta ser el medio más adecuado para mostrar cómo se efectúa esa ruptura.

Porque el ser humano, por su propia naturaleza, está encerrado dentro de unos límites estrechos de tolerancia, ya que puede adaptarse a condiciones diversas, y materialmente se encuentra en un perpetuo estado de cambio, con nuevas ideas comprensibles en su propio arte.